Block title
Block content
Block title
Block content

¡Qué horrible!

Por: Redacción -

El desorden reinó ayer en la Asamblea Nacional. Diputados derribaron una cerca perimetral, los antimotines los rociaron con gas pimienta, Raúl Pineda le quitó el tolete a un uniformado y luego se fue como un loco hasta el Pleno para empujar al vicepresidente Marcos González y amenazarlo con el bastón policial.

La Asamblea Nacional amaneció sitiada. Un cerco con mallas de ciclón fue derribado por los diputados Adolfo Valderrama, Jorge Alberto Rosas, Jorge Iván Arrocha, Renault Domínguez, Rubén De León y otros derribaron la barricada que era custodiada por mujeres policías. De allí en adelante, todo fue un caos que terminó con la suspensión de las sesiones extraordinarias y una lluvia de piedras que lanzaban estudiantes y mozalbetes desde el cruce de Calidonia a los antimotines

Block title
Block content
Block title
Block content