Beneficioso para la salud cardiovascular

Beneficioso para la salud cardiovascular

Por: Redacción SHOW -

El aceite de oliva, joya de la dieta mediterránea, forma parte de infinidad de recetas gastronómicas, pero en el futuro también podría prescribirse en las recetas médicas para algunas personas con problemas cardiovasculares, en concreto aquellas que padecen hipertensión, una elevación continua o sostenida de la presión de la sangre sobre las arterias.

Un equipo de investigadores españoles ha descubierto que el aceite de oliva virgen sin filtrar tiene efectos antihipertensivos, es decir que ayuda a reducir la tensión arterial alta (hipertensión), un trastorno que con el tiempo puede dañar los vasos sanguíneos.

Publicidad

La Fundación Española del Corazón (FEC) reconoce que ingerir a diario aceite de oliva, sobre todo extra virgen, es decir el obtenido sin emplear métodos químicos, ayuda a cuidar la salud cardiovascular.

Todo gracias a sus ácidos grasos y compuestos antioxidantes que nos protegen de la arterioesclerosis, reducen los niveles de colesterol LDL (malo) y aumentan el colesterol HDL (bueno).

Por otra parte, según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) la ingesta de aceite de oliva virgen extra puede producir beneficios cardiovasculares, debido a sus ácidos grasos (principalmente oleico) y a su acción antioxidante procedente de los fenoles específicos del aceite.

Los expertos sugieren que solo agregando dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra a nuestra dieta todos los días, puede disminuir la presión arterial de manera constante en 8 semanas.

El aceite de oliva contiene una proteína que es capaz de protegernos de las enfermedades cardiovasculares porque inhibe la formación de agregaciones plaquetarias que pueden conducir a una trombosis que, en el cerebro o el corazón, puede causar un accidente cerebrovascular o ataques cardíacos.

El aceite de oliva virgen extra es un verdadero elixir de la salud, no solo por la presencia de fenoles, antioxidantes y reguladores de los agentes trombóticos. El estrés oxidativo postprandial para nuestro cuerpo también aumenta con las grasas saturadas, pero disminuye con las monoinsaturadas, como el ácido oleico.

Consumido crudo para preservar todas las cualidades nutricionales, tiene efectos protectores contra las dislipidemias (reduce el colesterol malo, LDL, a favor del bueno, HDL) y la aterosclerosis. También reduce, entre otras cosas, el riesgo de ataque cardíaco e hipertensión, y es capaz de frenar el envejecimiento, especialmente por la composición en ácidos grasos y vitaminas (en particular E, A, D y K); también parece poseer propiedades antidiabéticas y antitumorales.

Otro de los beneficios del aceite de oliva es que contrarresta la aterosclerosis y contribuye al bienestar del corazón y las arterias de una manera sana y natural.

Contenido Premium: 
0