Comparte su molestia por lo mal que trataron a su hija

Comparte su molestia por lo mal que trataron a su hija

Por: Marlene González [email protected] -

Molesta, muy molesta. Así estaba ayer Julia Honings después de la cita de vacunas de su bebé Jimena.

Según detalló Julia, a sus dos hijos varones los ha llevado a Boquete para sus vacunas, y ahora que le tocó con su pequeña, fue al centro de salud de Boca la Caja, pero el trato no fue el que esperaba.

Publicidad

Ni ella ni BK pudieron entrar al centro médico porque ella estaba en un suéter de tiras, mientras que BK llevaba un pantalón bermuda, por lo que la nana se encargó de entrar con la niña, pero al regresar al carro el rostro de la nana mostraba el pánico que vivió allí dentro con el personal encargado de vacunar.

“Pensando yo que me la iban a tratar como han tratado a mis hijos en Boquete, no fue así, cuando llega la nana al carro me mira y tenía los ojos llorosos, yo le digo ‘cómo le fue’ y me da la niña, la niña tenía todas las piernas chorreadas de sangre. Yo vi eso y yo quería llorar, una bebé de dos meses con la cara llena de lágrimas... yo nunca había visto a mis hijos así. Las piernas era sangre y sangre, yo quedé en shock. Jamás había visto que trataran mis hijos así”, detalló la exguerrera.

Añadió que cuando la nana pudo calmarse le contó lo sucedido, explicando que una enfermera le dijo que por llegar pasada las 10 de la mañana no podía atenderla; fue donde otra enfermera y esta le dio un repertorio por llegar tarde, además de que ese centro no le correspondía llevar a la niña.

Siguió narrando lo mal que trataron a su pequeña Jimena y la forma tan rústica que la trataron al ponerle las vacunas en las piernitas y la que le correspondía vía oral.

La piloto de profesión recomendó al personal de esta institución tener vocación y amor en lo que hacen, más si los pacientes son infantes.

Contenido Premium: 
0