Conservar la mejorana como patrimonio cultural de la nación

Conservar la mejorana como patrimonio cultural de la nación

Por: Por: Pastor Falconett /Folclorista SHOW -

Panamá ha tenido la suerte de que, a pesar de ser un país transitista, pudo crear y desarrollar una cultura nacional muy propia, fruto del aporte de grandes grupos humanos, que en una colosal fusión cultural dio origen a algo inédito que nos identifica , nos llena de orgullo y nos unifica como país.

Esa Cultura nacional está en interacción y constante forcejeo con las influencias globalizadoras que procuran una homogenización cultural, pero por otro lado con un proceso inverso de fragmentación que estimula las características secundarias para que la cultura nacional se convierta en una suma de culturas, ambas cosas debilitan las bases de la nación.

Publicidad

Nuestra Mejorana, entendida como música y baile, torrentes y cantos, y la propia artesanía, o sea el instrumento, ha estado en la base de la creación de esa cultura nacional desde principios del siglo XIX cuando nos independizamos de España, conviviendo junto a la cumbia y a los bailes de tambor.

Por un largo periodo, la Mejorana fue la reina de las celebraciones campesinas, pero hoy se ve desplazada por otros instrumentos y otras modalidades, sobre todo porque el país ha adolecido de la falta de una política estatal de consolidación y desarrollo de la cultura nacional.

Este instrumento de cinco cuerdas y de cinco trastes, aunque la tradición admite hasta siete, divididos con hilo, es originario de los pueblos campesinos de la región central del país, y es fabricado artesanalmente usando tres tipos distintos de madera, según sea para la caja de resonancia, la tapa o las clavijas. Tiene un patrón propio para su “encuerdado” y para su afinamiento. Se toca mediante rasgueos y un sistema propio de tapes para resaltar las notas melódicas. El conjunto de elementos que la integran le dan un timbre y una sonoridad inconfundible.

Por su rol en la cultura nacional, la Mejorana se ha convertido en un componente fundamental de nuestra panameñidad, en un referente de la identidad nacional, y reúne los requisitos para que sea declarado Patrimonio Cultural de la Nación.

El uso tradicional de la Mejorana involucra la transmisión de técnicas y saberes musicales especiales en términos de patrones rítmicos, géneros musicales, cantos, bailes y otros usos sociales asociados a su ejecución.

La confección de la mejorana también implica transmisión de conocimientos respecto a la selección, tratamiento y laboreo de la madera. Su construcción involucra conocimientos artesanales acerca de cómo trabajar los distintos tipos de madera para convertirla en un instrumento sonoro característico.

Desde el 2009, aproximadamente, a raíz de un intento de introducción de cambios abruptos a la Mejorana, que la adulteraban completamente, los folcloristas del país, particularmente los mejoraneros tradicionales, generaron un movimiento que se ha traducido en acciones dirigidas a promover entre niños y jóvenes su enseñanza y uso, dándole mayor difusión, y tratando de conseguir medidas de protección por parte del estado.

Hoy, la Mejorana es un símbolo nacional acurrucado en el corazón del pueblo, pero requiere que el estado contribuya a su preservación tal y como el pueblo tradicionalmente la conoce, declarándola patrimonio cultural de la nación y contribuyendo a su uso y enseñanza, a la usanza de los que nos entregaron este hermoso tesoro.

Contenido Premium: 
0