Evite la ansiedad en niños y adolescentes

Evite la ansiedad en niños y adolescentes

Por: Por: Alberto Velarde SHOW -

La ansiedad es una situación que puede afectar tanto adultos como niños y adolescentes, los padres, familiares o tutores jueguen un papel importante en la orientación y ayuda para evitar que, en el caso de menores o jóvenes, caigan en un estado de ansiedad.

La psicóloga clínica Carolina Alfú, quien labora con la población infantil en el Hospital de Especialidades Pediátricas “Omar Torrijos Herrera” de la Caja de Seguro Social, explica que dada la situación que se vive e nivel mundial, pueden darse casos prolongados de ansiedad.

Publicidad

Se define la ansiedad como un estado de preocupación persistente por el futuro, el cual se manifiesta visiblemente con formas de inquietud motora, pero también emocional.

“Las personas pueden estar intranquilos, triste, irritable, aislado y en ocasiones taciturno; además no se descarta presencia de síntomas físicos como dolor de cabeza frecuente, dolores estomacales, mareos, insomnio o sudoración excesiva, entre otros”, sostuvo Alfú.

Por ello, a los padres se les recomienda hablar con el niño o adolescente, usar tiempo para actividades recreativas dentro del hogar, vigilar su alimentación y horas de sueño; además de brindarle apoyo emocional para que se tranquilice y sepa que puede pedir ayuda si tiene alguna preocupación o inquietud.

La actual situación, pese a variar en comparación a meses anteriores, puede causar ansiedad en todas las personas, pero con este sector se complica debido a que ellos no expresan sus emociones tan frecuentemente como los adultos.

Al perder el tiempo escolar normal y el contacto con sus amigos, el cese de actividades deportivas o culturales y las salidas en familia, la vida podría volverse algo incierto para muchos, incluyendo a los niños, destaca Alfú.

Para la especialista, es importante recordar que no siempre los casos de ansiedad en niños y adolescentes son tan fáciles de detectar, pues usualmente ellos no hablan de sus sentimientos.

Si el problema es muy frecuente, se recomienda hablar con un profesional, sin embargo, si las preocupaciones generan conductas que afectan las relaciones con sus padres, hermanos o demás familiares que convivan en el hogar o si las mismas son en detrimento de su rendimiento escolar, son una señal que se hace prioritario buscar ayuda en un psicólogo o psiquiatra.

Ante esto, se recomienda la comunicación efectiva para lograr que el niño o adolescente pueda superar esta etapa.

Contenido Premium: 
0