Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

No afecta lactancia

Las mujeres que desean realizarse el aumento de senos sepan que este proceso no afectará su etapa de lactancia.

Marlene González [email protected]

Cuando se habla de mamoplastia de aumento, salen a relucir algunas interrogantes, como por ejemplo, que las mujeres que se aumentan los senos con implantes de silicona no pueden amamantar cuando sean madres, y que la producción de leche es casi nula.

El cirujano plástico Alejandro Arosemena explica que todo esto son mitos. “El hecho de amamantar no afecta la cirugía mamaria. La afección viene cuando las mamas aumentan de volumen, ya que la piel se estira, se llena de estrías y después del periodo de lactancia, la piel no se acomoda de nuevo, trayendo alteraciones en la forma y proyección de las mamas. La producción de leche no aumenta ni disminuye por los implantes, el cuerpo genera la cantidad de leche según el tamaño del busto original”.

Publicidad

Es importante que las mujeres que desean realizarse el aumento de senos sepan que este proceso no afectará su etapa de lactancia. En la etapa de embarazo, las mujeres sufren múltiples cambios, uno de ellos es el aumento de volumen de los senos por la producción de leche. Para las madres que poseen implantes de senos, esto no afecta el proceso, ya que el implante no se ve afectado y el aumento varía según el organismo de la mujer.

En situaciones muy poco comunes, cuando se coloca el implante por debajo de la glándula mamaria, en la vía de abordaje, y se coloca por la areola, es posible que pueda incomodar el proceso de lactancia, ya que es uno de los problemas de modalidad, por la incisión alrededor de la areola que puede comprometer la sensibilidad de la piel en esta zona, explica el doctor Arosemena.

Recomendaciones

Para evitar ver cambios en el tamaño de los senos con implantes, el doctor Arosemena recomienda mantener una ganancia ponderal de peso durante el embarazo, el uso de cremas humectantes en la piel, principalmente en los senos y abdomen y, una vez iniciado el periodo de lactancia, ordeñarse varias veces al día para mantener el volumen de la mama constante y así evitar las fluctuaciones de tamaño que la afectan.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title