Block title
Block content
Block title
Block content

Remedios para el nervio ciático

Remedios para el nervio ciático

Por: Por: El Yerbatero SHOW -

El nervio ciático es el más largo del cuerpo que se extiende desde las vértebras lumbares (parte baja de la espalda) pasa por la cara posterior del muslo y de las piernas hasta el talón del pie.

El dolor que viaja por esta ruta se conoce como ciática.

Publicidad

Esta se presenta cuando existe presión sobre el nervio causado por lesiones de las vértebras lumbares, inflamaciones del nervio (neuritis) o contracturas de los músculos cercanos al nervio ciático.

El dolor puede manifestarse de diferentes formas:

- Ligero hormigueo en los pies.

- Sensación generalizada de agujetas y entumecimiento.

- Calambre, espasmo o ardor de la cadera a la rodilla.

- Dolor como descarga eléctrica en las piernas que puede cambiar rápidamente de localización.

- Dolor severo que no permite caminar bien.

Las personas que tienen mayores riesgos de sufrir de ciática son:

- Los que padecen de osteoporosis o artritis.

- Los fumadores.

- Aquellos que siempre están levantando objetos pesados.

Remedios

- Cocer cuatro patatas y machar hasta conseguir un puré. Extender el puré sobre un paño amplio y limpio, a modo de emplasto y colocar sobre la región lumbar. Fijar con la ayuda de una camiseta. Mantener así hasta que pierda el calor. Repetir un par de veces al día.

- Cortar una cebolla por la mitad y con la parte interna de una de las mitades masajear, mediante suaves círculos, la zona afectada por 10 minutos. Repetir la operación, en caso de ser necesario, a la hora y media o dos horas.

- Aplicar bien calientes varias hojas de col sobre la zona afectada. Dejar puesto hasta que pierda el calor.

- Mezclar en un litro de aceite de oliva. 100 gr. de llantén, 150 gr. de caléndula y 200 gr. de hipérico. Hervir a fuego lento por 4 horas. Dejar enfriar, colar y conservar en un frasco de vidrio hermético fuera del alcance de la luz por un mes. Pasado ese tiempo, aplicar mediante, un suave masaje, sobre el zona afectada

- Verter un puñado de hojas del pinillo, previamente lavadas, en un vino. Macerar por 7 días y pasado ese tiempo, añadir 1 cucharada de miel. Tomar por 40 días seguidos.

Recomendaciones

Nunca doblar la columna para recoger algún objeto del suelo; es necesario flexionar las rodillas, ya que cuando doblamos la columna, la presión que se ejerce sobre las vértebras es 10 veces su peso.

Dormir sobre un colchón adecuado para la columna vertebral. Para poder determinarlo, se requiere tumbarse boca arriba y meter la mano entre la columna lumbar (por encima de los glúteos) y el colchón. Si la mano tiene dificultades para ir hacia arriba o hacia abajo, el colchón nos va bien. Si no se puede mover la mano, es blando, y si se mueve con mucha facilidad, es muy duro.

No utilizar ropa ceñida o apretada.

Sentarse con la espalda recta.

Evitar la práctica de ejercicios bruscos o ciertas posiciones y movimientos típicos del yoga.

No permanecer sentado en una silla muy dura durante un tiempo prolongado.

Evitar las caídas o los movimientos bruscos.

Acudir a un doctor para que él pueda diagnosticar si se trata efectivamente de ciática o, por el contrario, una claudicación intermitente causada por un flujo sanguíneo arterial deficiente, ya que esta última presenta un dolor en la parte inferior de la espalda muy parecida a la ciática.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content