Revela que lloró por aplausos que recibió después del escándalo de acoso sexual

Revela que lloró por aplausos que recibió después del escándalo de acoso sexual

Por: Redacción SHOW -

Plácido Domingo cumplió 80 años el pasado jueves 21, y reveló que lloró de emoción con el primer aplauso que recibió del público después del escándalo por acoso sexual que desde hace meses lo mantiene fuera, entre otros, de los escenarios españoles, aunque él sueñe con volver a ellos, especialmente a su ciudad natal, "en un futuro no muy lejano".

Poco podía imaginar que tras más de medio siglo como una de las grandes voces de la ópera mundial, el tramo final de su relato vital le vería pasar de héroe a villano a raíz de las acusaciones de casi una veintena de mujeres que habían trabajado con él en EE.UU. en los años 90 y denunciaban haber sufrido el acoso del tenor y exdirector de la Ópera de Los Ángeles.

Publicidad

Domingo respondió que para él todas esas relaciones habían sido "bienvenidas y consensuadas", pero terminó dimitiendo de su cargo en la ópera angelina mientras sufría una oleada de cancelaciones de sus actuaciones, sobre todo en EE.UU., pero también en Madrid a instancias del Gobierno español. Tiempo después, llegó un comunicado en el que decía lamentar el "dolor causado" y en el que aceptaba su responsabilidad.

"No fue un mea culpa, aunque pareciera que sí", matizó el pasado mes de septiembre en la televisión pública española, en una intervención en la que condenó "el abuso en cualquier situación, lugar y época". "Pueden decir lo que quieran, pero yo jamás le he faltado el respeto a ninguna mujer", insistió.

Con más de 151 papeles interpretados, sorprende su deseo de continuar pese a la polémica. La explicación, apunta a Efe, es su "enorme pasión por la música y por el escenario", también "que la adrenalina allí es quizás adictiva" y que "el aplauso y el cariño del público son de incomparable emoción y satisfacción".

Recuerda bien lo nervioso que se sintió la primera vez que se presentó ante el Festival de Salzburgo nada más desatarse el escándalo. "Temía que se hubieran dejado llevar por todo lo que la prensa seguía escribiendo sobre mí. En cambio, era como si hubieran sentido cuánto me estaba costando emocionalmente ese regreso, así que antes de que abriera la boca, me saludaron con un aplauso que me envolvió como un abrazo. De todos los aplausos que recibí, ese fue extraordinariamente único y me hizo llorar", afirma.

Afirma que cada función que hace ahora la considera "un bello regalo" y que "mientras el cuerpo aguante y la voz lo permita", seguirá cantando "donde pueda", hasta el que de verdad sea su concierto final. "Cuando ese día me llegue, al término de una representación, diré: 'Esta ha sido mi última función'. Después, y como de costumbre, iremos a cenar en familia y con amigos y lo celebraremos", aventura, antes de precisar que aun cuando se retire del escenario, nunca podrá dejar la música.

Contenido Premium: 
0