Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content

Aspirante reconoce que tiene caso por falta a la ética

Por: Redacción Critica -

La magistrada del Tribunal Superior de Libre Competencia y aspirante a magistrada de la Corte Suprema de Justicia, María Eugenia López, aceptó que en su contra existe un proceso por violación a la ética profesional, que está vigente, pero aseguró que es una [b]persona íntegra.[/b]

Desde ayer lunes, tanto López Arias como el aspirante César Moreno Almanza se sometieron al escrutinio de la Comisión de Pacto de Estado por la Justicia, en la que ambos también informaron que recibieron llamadas para ser entrevistados por [b]Movin[/b], uno de los grupos que apoya al presidente Juan Carlos Varela.

Durante su comparecencia a la ronda de entrevistas, López Arias dijo: "Tengo en este momento una denuncia por falta a la ética que inició hace tres años, y todavía no comprendo por qué no concluye, y puedo decir que lo que allí se dice es que yo ejercí el comercio y ejercí la abogacía en la creación de seis sociedades, dos de las cuales eran de mi madre y cuatro, de amigos".

López explico que "en el momento en que se interpone esa denuncia, esas sociedades, a pesar de estar registradas, estaban prescritas de pleno derecho porque así lo manda el Código Fiscal, que dice que si usted no paga tasa única por espacio de 10 años, el Registro Público automáticamente las tiene que dar de baja".

La aspirante dijo: "Jamás recibí ningún beneficio económico. No tenía acciones en esas sociedades, de modo que para mí es una denuncia que no tiene fundamento", dijo la aspirante".

López Arias es sobrina de Carlos Lucas López, quien fue magistrado-presidente de la Corte Suprema de Justicia en los inicios de la era democrática en 1990, nombrado en el cargo por el entonces presidente Guillermo Endara.

Como ejemplo de su integridad relató que en una ocasión, siendo juez municipal, hizo que todos sus funcionarios, ella incluida, devolvieran unas botellas de sidra que les obsequió el negociante de fianzas Camaño.

Por otra parte, la magistrada del Tribunal Superior aseguró que las mujeres son menos propensas a los actos de corrupción, que los hombres.

César Moreno Almanza

Por su parte, César Moreno Almanza, de 46 años, a quien se le formularon 23 preguntas, inició indicando que actualmente trabaja en la firma [b]Sucre, Arias & Reyes[/b] y que no tiene compromisos ni políticos ni comerciales, así como no pertenece a grupos civiles ni gremios profesionales.

Destacó que cuenta con la experiencia de trabajo por 16 años en el Órgano Judicial, en los juzgados civiles, así como en los juzgados municipales civiles.

Indicó que en el 2006 inició su labor jurídica como asistente de la Fiscalía Especializada en Asuntos Civiles, a cargo del fiscal Abilio Batista, a quien luego reemplazó en ese cargo.

En relación a la pregunta sobre cómo reaccionaría si lo llama el Presidente de la República para hablar sobre un caso, Moreno, respondió que atendería la llamada "como la de cualquier otro ciudadano", pero que no dejaría que el mandatario influyera en el proceso que tramita su despacho.

Las respuestas de Moreno y López Arias fueron analizadas por los miembros de la comisión conformada por el procurador de la Administración, Rigoberto González; la procuradora de la Nación, Kenia Porcell; la diputada Ana Matilde Gómez; Carlos Lee, de Alianza Ciudadana; el presidente del Colegio Nacional de Abogados, José Alberto Álvarez; y el defensor adjunto del Pueblo, Javier Mitil.

Block title
Block content
Block title
Block content