Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Despiden a madre e hijo, víctimas del accidente en Fila de Cal (Videos)

Los cuerpos de la joven madre y su hijo fueron colocados en el centro de la sala de velación, mientras sobre cada uno de los féretros permanecía el retrato en vida de ellos.

El pequeño Asbel permanecerá en el hospital hasta que los médicos que lo mantienen bajo observación determinen se le puede dar salida. Foto: Mayra Madrid

Por: Mayra Madrid / Web -

Las lágrimas corrían por los rostros de cada una de las personas que se reunieron para despedir a Mirka Miranda y Abner Atencio, víctimas de la tragedia ocurrida en el sector de Fila de Cal, en Canoas Arribas, en la provincia de Chiriquí, el pasado 14 de febrero, cuando el vehículo en el que viajaban cayó por un precipicio.

Benedicto Atencio, esposo de Mirka y padre de Abner, oficio la ceremonia de despedida en la funeraria El Retiro en David, acompañado de amigos, conocidos y hermanos de la iglesia Adventista a la cual pertenece esta familia.

Los cuerpos de la joven madre y su hijo fueron colocados en el centro de la sala de velación, mientras sobre cada uno de los féretros permanecía el retrato en vida de Mirka y Abner, ante la mirada de centenares de personas que llegaron a despedirlo y quienes se mostraban sumergidos en el dolor.

Publicidad

Durante toda la ceremonia espiritual el pequeño Asbel, único sobreviviente de esta tragedia, permaneció sentado, pero cuando su padre finalizó la predicación, el niño fue llevado hasta los féretros de su madre y hermano, para que observara de cerca la foto de ambos. El pequeño miró fijamente las fotografías, pero se mantuvo tranquilo, posteriormente fue sacado en una silla de ruedas para ser llevado al cementerio municipal de Dolega, donde se le dio cristiana sepultura a ambos.

Se pudo conocer por parte de un familiar del pequeño sobreviviente que solo se le había dado el permiso para acudir a las honras fúnebres de su madre y hermano mayor, ya que aún permanece recibiendo atención médica en el hospital José Domingo de Obaldía, donde volvió una vez finalizó el funeral.

LEE TAMBIÉN: ¡Dolor! Entregan cuerpos de 4 miembros de una familia que murieron en accidente

Para la psicóloga Deidania Sánchez, quien estuvo acompañando a la familia durante las honras fúnebres, el pequeño Asbel tiene un anclaje emocional, según le informó el padre, lo que quiere decir que la afectividad ha construido un banco emocional que le ha permitido ser capaz de enfrentar este duelo tan trágico. Agregó que la importancia del valor de la familia, del afecto, lo ha llevado a entender lo que ha sucedido.

"Cuando se le hizo la entrevista de orientación 'tempo espacial', reconoció su nombre, reconoció donde vivía, dijo su edad, reconoció a su padre, eso nos dice la importancia del afecto. Cuando se siembra afecto tiene herencia social, sin duda va a ser una huella imborrable en su memoria, porque vivió más de 40 horas al lado de los cadáveres, pero el niño no estaba tan desesperado ni ansioso cuando lo encontraron, precisamente por el apego a la fe espiritual y el amor a los padres que le ha permitido solventar parte de ese duelo. Me dijo el papá que ya recibió atención psicológica y que indican que el niño le va a ser frente a esta situación", expresó la psicóloga.

Añadió que el sepelio directo y el contacto con la realidad, como fue la decisión de haberlo llevado a despedirse de su familia, es parte del duelo, que él vea la perdida física de la familia, ya que eso le va a contribuir para salir adelante, no le podemos crear una imagen negativa de lo que pasó, eso le permitirá hacer el cierre del duelo temporal.

El pequeño Asbel permanecerá en hospital Obaldia hasta que los médicos que lo mantienen bajo observación determinen su salida.

LEE TAMBIÉN: Indignación: Estamentos de seguridad negaron ayuda para buscar familia de Asbel
.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content