Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content

EEUU, país que más invoca la Convención de Viena

EEUU, país que más invoca la Convención de Viena

Por: -

Estados Unidos es quizás el país que más ha invocado la “Inmunidad de jurisdicción” y la Convención de Viena, para evitar que sus soldados y civiles sean juzgados fuera de su territorio por hechos cometidos en países en donde mantienen alguna presencia militar.

Panamá no escapa de la lista de países que han sido presionados para aceptar la inmunidad de los soldados estadounidenses, lo que ha causado perjuicios a sus ciudadanos, como es el caso más reciente del asesinato de la chiricana Vanessa Rodríguez.

Publicidad

En el año 2003, Estados Unidos presionó a 50 países en el mundo, a los cuales amenazó con retirarles la ayuda económica, si no aceptaban renunciar a enjuiciar a sus soldados y civiles y garantizaban no someterlos tampoco a la jurisdicción de la Corte Penal Internacional (CPI).

Producto de esa presión, la entonces presidenta Mireya Moscoso, accedió a firmar con Estados Unidos el “Acuerdo respecto a la entrega de personas a la Corte Penal Internacional”, que después se convirtió en la Ley 64 de 29 de octubre de 2003.

Panamá se comprometió a no entregar ni trasladar a ciudadanos estadounidenses, “por ningún medio”, a la Corte Penal Internacional, a cualquier otra entidad, o a un tercer país que pretenda posteriormente llevarlos ante la CPI.

El Acuerdo suscrito por Panamá amparó a los funcionarios públicos, los empleados, incluidos los contratistas, el personal militar o los nacionales de Estados Unidos que cometieran algún delito en territorio panameño.

Irónicamente, Estados Unidos, el país que ahora presiona para que se viole la “Inmunidad de jurisdicción” del Parlamento Centromericano (Parlacen), es el que más ha invocado la Convención de Viena desde su firma en 1961, para garantizar la inmunidad de sus ciudadanos en otros Estados.

Medios internacionales sostienen que Estados Unidos ha argumentado históricamente que el tema de la inmunidad para sus fuerzas militares obedece a que solo en una corte estadounidense tendrán un juicio justo y debido a que teme que acciones legales “arbitrarias” en el país huésped terminen obstaculizando las operaciones militares.

La Convención de Viena, que ha invocado Estados Unidos durante años, plantea en su artículo 39 que toda persona que tenga derecho o privilegios e inmunidades gozará de ellos desde el momento en que penetre al territorio del Estado receptor.

Mientras que el artículo 40 señala que si un agente diplomático atraviesa un tercer Estado o se encuentra en él para tomar posesión de sus funciones, para reintegrarse a su cargo o volver a su país, a este se le concederá la inviolabilidad y todas las demás inmunidades necesarias para facilitarle el tránsito o el regreso.

No obstante, EE.UU. ahora propugna porque se viole la Convención de Viena y la “Inmunidad de jurisdicción” que ampara a los miembros del Parlacen, cuando antes los usó para proteger a sus ciudadanos, algunos acusados hasta de crímenes múltiples.

Casos

El soldado estadounidense Omar Vélez Pagán asesinó brutalmente a la panameña Vanessa Rodríguez, el 23 de junio de 2014, en la provincia de Los Santos, pero Estados Unidos invocó la inmunidad diplomática del militar para impedir que fuera juzgado en Panamá. Vélez Pagán fue amparado en el Acuerdo firmado por Moscoso, sustentado en la Convención de Viena, para evadir a la justicia panameña, lugar en donde cometió el asesinato.

E 25 de enero de 1990, un mes después de la invasión de EE.UU. a Panamá, tres soldados norteamericanos que andaban de rumba en el prostíbulo Fénix dispararon contra la residencia de la panameña Leyda Edith Díazde Panay, la cual pierde la vida mientras tomaba un baño. La justicia panameña no pudo accionar.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content