Ellos eran “el negocio

Sicarios se agarraron de la vieja artimaña de un falso negocio para sonsacar y acribillar a los integrantes de una pandilla contraria.

William Sala Crítica


Tenían casos pendientes



03



Los menores habían sido investigados por homicidio y robo, informó una fuente de la Policía Nacional. Eran buscados, también, por pandillas de Panamá y Colón.

Sicarios se agarraron de la vieja artimaña de un falso negocio para sonsacar y acribillar a los integrantes de una pandilla contraria.

El ataque se perpetró la noche del miércoles, en El Crisol, del distrito San Miguelito.

Dos de los muertos eran primos y el tercero que resultó herido, era un amigo.

Los parientes salieron del refugio en que se encontraban escondidos para realizar el supuesto negocio que tenía que ver con sus vidas.

Los cuerpos de los primos presentaban al menos 48 orificios de balad, reveló un informe elaborado por la Policía Nacional.

Mientras que el tercero recibió siete tiros, entre abdomen y piernas. Está recluido en un hospital y fuera de peligro.

El ataque se perpetró dentro de un auto; el sobreviviente se salvó porque huyó, pero aún así fue baleado.

La Unidad Antipandillas de la Policía Nacional los tiene afiliados en la banda “Los Drupis”, que opera en San Joaquín, Pedregal, reveló un documento oficial.

El que conducía el auto fue identificado con el alias de “Viti, Viti”. Recibió 28 tiros; mientras que el primo que cayó al pavimento, responde al apodo de “Rica P”, y el sobreviviente es “Kike”.