Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Grabaciones y videos: pruebas contra abogada

El 27 de octubre de 2017 se escucharon una serie de disparos en la calle Francisco De Luna, en la urbanización San Antonio.

El crimen ocurrió el 27 de octubre en San Antonio.

Evidencias como videos, grabaciones telefónicas y rastros de sangre en un auto blanco, presuntamente propiedad de la abogada Zoraida Saucedo Lezcano, motivaron que se legalizara su detención por el homicidio del ingeniero canadiense Miomir Kotlica, de 62 años, y el panameño Miguel Páez Valdés, de 27 años.

El 27 de octubre de 2017 se escucharon una serie de disparos en la calle Francisco De Luna, en la urbanización San Antonio. Del área los vecinos vieron salir a toda velocidad un auto blanco, donde iban los sicarios.

Publicidad

Un video revelaría que ese 27 de octubre, Kotlica fue recogido en un hotel Euro de la vía España por la abogada que le administraba varios de sus bienes en Panamá.  Hay grabaciones que sugieren que la víctima Miguel Páez, estaría relacionado al grupo que laboraba con Zoraida Saucedo, destacó el portal Panamá Press News.

LEE TAMBIÉN: Liberan asiático tras 67 días secuestrado

Las evidencias sugieren que Kotlica pudo ser ejecutado dentro del auto y eso puso nervioso a Páez, quien intentó huir de la escena y los gatilleros también le disparan. El fiscal William Granado evitó responder si Miguel a la vez de víctima era del grupo victimario, pero exclamó que eso se está investigando. Además adelantó que este  fue ultimado con un proyectil que era compatible con otro que se encontró en el vehículo donde se dieron los hechos.

La juez de garantías, Yemajara Pedroza Córdoba, decretó la detención de Zoraida Saucedo que llegó a la sede del Sistema Penal Acusatorio (SPA) con el mismo “look” de su anterior comparecencia: cabello corto, “jeans”, blusa de manga y sandalias. Lo único que cambió fue la mujer policía que siempre la custodiaba, ahora fue otra. La abogada se notaba apesadumbrada y no es para menos, ya se le achacan 4 homicidios, incluyendo la del cirujano plástico italiano Furio Ferrari Serra y su esposa panameña Marialena Vallarino Aizpurúa.

Durante los primeros minutos en los que se permitió la presencia de periodistas, Zoraida permanecía sentada, pero con los pies de puntillas y movía insistentemente el pie derecho, como para controlar el nerviosismo que representa su complicada situación legal.

La audiencia fue nuevamente reservada. El defensor Luis Cedeño acusó al Ministerio Público de violentar la reserva sumarial, violar la presunción de inocencia y poner en peligro la vida de la abogada y su familia al divulgar en los medios impresos información que ni siquiera había sido revelada en el tribunal.

LEE TAMBIÉN: Salvó a dos de morir ahogados

La reserva del sumario ha sido contaminada y se ha puesto en riesgo a mi representada, a sus padres, hijos  y hermanos, sostuvo el abogado que vestía de saco y corbata con un color cercano al canela y lucía una barba al estilo del cantante “Pete El Conde” Rodríguez.

El fiscal William Granados rechazó el argumento del defensor Cedeño y exclamó que las audiencias eran públicas. Aquí no se trata de un delito sexual o se debaten secretos de Estado; la abogada no es víctima, es sujeta activa del delito, agregó el agente de instrucción

Granados también descartó que la vida de Zoraida Saucedo corra peligro en la prisión donde permanece y pidió desestimar que la audiencia fuera reservada.

Sin embargo, la jueza Yemajara Pedroza Córdoba prefirió mantener reservada la audiencia y sacó a todo el mundo: periodistas, una barra de funcionarios del Ministerio Público y oficiales de prensa de la Procuraduría y el Órgano Judicial.

Tras culminar la audiencia, un fuerte aguacero se desató. El abogado de Zoraida evitó brindar detalles de la audiencia a puerta cerrada; luego un señor –aparentemente pariente de la detenida- llegó con un almuerzo de un restaurante franquicia cercano y pidió entregarlo a la señora Saucedo, quien esperaba el patrulla que la trasladaría nuevamente a prisión.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
No dejes de leer
Block title
Block content
Block title