Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Imputan cargos por 3 de 4 delitos solicitados por la masacre de Alto Terrón

Según indicó el fiscal Rafael Baloyes, durante la audiencia de hoy, luego de presentar los elementos de convicción necesarios el juez de garantía solo imputó cargos por tres de los cuatro cargos solicitados.

Por: Con información de Pedro Batista -

Juez de garantías de Bocas del Toro decretó la detención provisional a nueve miembros de la secta religiosa denominada Iglesia de Dios, a las que también se le imputó cargos por los delitos de homicidio agravado, femicidio y privación de libertad, luego de que les fue legalizada la aprehensión, por el hecho ocurrido en la comunidad de Alto Terrón, en la Comarca Ngäbe Buglé, el pasado 14 de enero de 2020.

Según indicó el fiscal superior de Bocas del Toro, Rafael Baloyes, durante la audiencia de hoy el juez de garantía solo imputó cargos por tres de los cuatro solicitados por el Ministerio Público, ya que el de agresión sexual, presuntamente cometido contra una menor de 9 años, que solo fue identificada con las iniciales IUB, aún no ha sido acreditado pese a que los forenses hallaron indicios de si ocurrió, pero dejó claro de que en el transcurso de la investigación recabarán más elementos que fortalezcan que la conducta delictiva si se dio. 

Durante la audiencia de control realizada este viernes fueron muchos los escabrosos detalles que salieron a la luz pública, por lo que el fiscal Baloyes sustentó que la medida cautelar establecida es proporcional a los delitos que fueron imputados debido a la peligrosidad que representa este grupo de personas para los residentes de Alto Terrón, ya que pueden reunirse nuevamente y cometer estos actos en contra de esta u otra comunidad.

Baloyes puntualizó que todos los cargos que le fueron imputados a los nueve miembros de la secta les fueron impuestos en calidad de autores.

Agregó que será mientras se realizan las investigaciones que se podrá tener una idea más clara de cuál fue la participación individual que tuvo cada uno en este caso, pero por el momento lo que se sabe es que todos tenían una participación idónea y efectiva para que se diera la privación de libertad de las víctimas, el femicidio y los homicidios por los cuales se les acusa.

Quedó establecido, mediante el análisis forense realizado a los cadáveres, que las víctimas de la masacre estaban amarradas con cuerdas en sus extremidades, presentaba indicios fehacientes de que fueron golpeadas ya que presentaban traumas contundentes en glúteos, abdomen, extremidades y cabeza, entre otras partes, lo cual fue la causa de la muerte de todos.

Ninguno de los imputados, durante la audiencia, estableció una versión del caso, pero durante la investigación serán llamados para que lo hagan sin que por el momento se esté descartando la participación de alguna otra persona, destacó el fiscal.

En los rostros de los ahora imputados el fiscal no evidenció ninguna muestra de arrepentimiento y pese a la gravedad de los casos la defensa solicitaba que se les impusiera una medida cautelar distinta a la detención preventiva.

Basándose en las circunstancias que rodearon las muertes de las víctimas la fiscalía solicitará la mayor condena que sea posible relacionada con este caso.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content