Legal detención de colombiano, alegan que es un "chivo expiatorio"

Legal detención de colombiano, alegan que es un "chivo expiatorio"

Legal detención de colombiano, alegan que es un "chivo expiatorio"

Por: Yorlenne Morales Crítica -

El juez de Garantías, Eric Vergara acogió la imputación y la detención del colombiano Yeison Felipe Possu Mera, de 30 años, por el asesinato del subdirector del Registro Público de Panamá, Agustín Lara y tentativa de homicidio en perjuicio de Odin Sánchez, quien resultó herido.

La abogada defensora Sarai Blaisdell alegó que en este caso buscan al típico “chivo expiatorio”, a través de su cliente, pero eso no lo va a permitir con los elementos de convicción que presentará durante la apelación.

Publicidad

El fiscal William Granados fundamentó su petición de medida cautelar en el peligro de fuga, el peligro que representa el imputado para la víctima sobreviviente y los familiares del occiso y la comunidad, así como la naturaleza grave del delito.

Possu Mera, quien tiene entre 7 y 8 años de residir en Panamá, se entregó el sábado acompañado de su abogada Sarai Blaisdell y alegó inocencia. Yeison tiene tres hijos: uno colombiano y dos panameños.

Durante la audiencia se reveló que se han realizado seis allanamientos y en una residencia en El Crisol se encontró jeans y un suéter similar a la que utilizaba el sicario que el 14 de noviembre acabó con la vida de Lara, mientras realizaba en un complejo deportivo de Los Andes una jornada de inscripción del PRD.

Además se relató que existen dos testimonios, entre ellos, uno protegido que hizo un reconocimiento. También existen tres videos del día en que se cometió el crimen.

"Pipe" Possu Mera dijo que estaba realizando trabajos de delivery, pero alegó no tener celular. Antes había sido mensajero.

La defensora Sarai Blaisdell anunció recurso de apelación y la audiencia fue agendada para el 6 de diciembre.

Blaisdell sustentó que el único elemento de convicción que presentó la Fiscalía que lo vinculaba era el testigo protegido, lo que a su juicio es una "coartada institucional del Ministerio Público y policíaca. Repiten la misma "coartada del Ministerio Público que la hacen en los casos muy sonados y de cualquier tipo”, añadió.

“¿Cómo es posible que ese sujeto que entraba sin mascarilla a un lugar de inscripción y nadie le dijera que se pusiera la mascarilla, pero el juez determinó como elementos de convicción que el sujeto era delgado, achinado, pero sin tomar en consideración de que mi cliente tiene un gran tatuaje en el cuello con los dos nombres de uno de sus hijos, presenta una cicatriz en el labio superior y usa aretes”, cuestiono Blaisdell.

La abogada también cuestionó la "discriminación" que según ella tienen con los colombianos, que por ser de esa nacionalidad lo consideran sicario.

Sarai Blaisdell aseguró que su defendido es inocente y resaltó que la investigación para el 14 de noviembre apuntaba a una persona señalada por parte del propio hermano del occiso, y sin embargo eso no ha sido investigado.

Afirmó que en este caso buscan al típico “chivo expiatorio”, a través de su cliente, pero eso no lo va a permitir con los elementos de convicción que presentará durante la apelación.

La defensora alegó que no se logró probar dónde estaba su defendido al momento del homicidio de Agustín Lara, porque el tiempo es muy corto. “No pudimos introducir nada, porque el tiempo es muy corto, y también nos impide presentar otros elementos de convicción que van hacer sorprendente.

Además cuestionó que cómo es posible que las reinas de las pruebas que son los videos, pero nadie usó ese día el celular y nadie filmó nada, ¡es impresionante!

Señaló que el sistema judicial panameño tiene que ser cuestionado, porque el elemento de convicción único del Ministerio Público, es el testigo protegido, cuando lo correcto es presentar una serie de elementos de convicción y de motivación. El fiscal no sustentó el hecho del porqué lo mató, el móvil, y no ha logrado demostrar porque Possu Mera quería segar la vida a Agustín Lara.

Al momento de su llegada, la abogada manifestó que a través de un nuevo testigo protegido (CH214), se refiere la misma característica del primer testigo protegido basado en la extracción documental que aporta Migración del Pasaporte que en aquel entonces en el 2016, Possu Mera no mantenía ese tatuaje, que es con el nombre de su hijo y también lo refiere la cicatriz y los aretes que usa en ambas orejas.

Según ella, hay una evidente violación constitucional a su representado de sus garantías debido a que la Policía Nacional el 19 de noviembre publicó en todos los medios de comunicación, una recompensa, “esperamos que se la donen a Hogares Crea, las Aldeas S.O. S. y también a los niños con Leucemia y Cancer”.

La abogada además dijo que su cliente ha manifestado que tiene miedo porque fue amenazado, razones por la cual él se escondió, por lo que evidentemente es un muchacho que no puede estar desamparado.

Esto también tiene vestigio de narco política panameña, porque no podemos pretender decir que es un sicario y pretender de que el hoy occiso podamos considerarlo un hombre del mal vivir, un hombre que pertenecía a organización criminales, muy por el contrario hay que honrar su nombre y decir que este joven Possu Mera sea un sicario, estamos entonces involucrando a Lara en una pretensión ilegítima de sus actos.

En tanto el fiscal William Granados señaló que el imputado nunca dio un domicilio fijo, ni siquiera sabía explicar dónde vivía, no sabía su número de teléfono, nunca explicó dónde trabaja.

Además resaltó que hasta el momento la defensora no ha presentado una prueba que acredite dónde se encontraba su defendido al momento del homicidio al que está vinculado.

Adelantó que la Fiscalía de Homicidio se mantiene en la fase de investigación para saber el móvil del hecho.

Por este caso se mantiene detenido el también colombiano Sebastian González, de 23 años, como cómplice primario, acusado por conducir la moto que transportaba al sicario. Este es concuñado de Possu Mera.

Contenido Premium: 
0