'Malditos, me la van a pagar', gritó Calderón

Sorprendentes fueron las declaraciones del paramédicos Silverio Gregorio Delgado Torres, quien iba en la ambulancia del Servicio Médico de Emergencia Móvil (SEM), que trasladó a la víctima del hotel el Panamá hacia el cuarto de urgencia del hospital Santo Tomás.
'Malditos, me la van a pagar', gritó Calderón

Por: Jean Carlos Díaz Crítica -

Durante el segundo día del juicio oral contra Hidadi Santos Saavedra por el asesinato de Eduardo Calderón, salieron a la luz nuevos relatos de los hechos ocurridos en la habitación 47 del hotel El Panamá, el 7 de julio de 2018.

Sorprendentes fueron las declaraciones del paramédicos Silverio Gregorio Delgado Torres, quien iba en la ambulancia del Servicio Médico de Emergencia Móvil (SEM), que trasladó a Calderón del hotel el Panamá hacia el cuarto de urgencia del hospital Santo Tomás.

Publicidad

Gregorío narró ayer que durante el recorrido, Calderón decía "Malditos, me la van a pagar. Esos malditos me engañaron. Eso no se va a quedar así. ¡Hijos de puta!, ¡maricas!, ¡concha de tu madre!, ¡me engañaron, eso no se puede quedar así!".

Gregorio, quien tiene cinco años de ser asistente médico, acudió al hotel el Panamá, porque uno de sus compañeros lo llamó para que brindara su ayuda.

Ver También: Ministerio Público no pudo probar cómo ocurrió homicidio en hotel

"El paciente estaba algo combativo. Decía palabras sucias, groseras", dijo Gregorio, quien describía como Calderón cerraba el puño y hacia movimientos involuntarios.

En estos momentos, la Fiscalía ha presentado ocho pruebas testimoniales, dos periciales y cinco documentales. En dos días, se han evacuado 23 pruebas.

Ver También: COSCA VA COMO TESTIGO, PERO LO DESCARTAN POR SER IMPUTADO

En este caso está imputado por el delito de encubrimiento el sacerdote David Cosca y no será presentado como testigo en este juicio.

El Ministerio Público desahogará alrededor de 40 pruebas entre testimonios, periciales y documentales.

Los tres testigos que adelantó la Fiscalía de Homicidio/Femicidio del área metropolitana en el día martes, narraron quién fue la persona que realizó la reserva de la habitación #47 y los momentos de agonía que vivió Calderón en las escaleras del área de la cabaña antes de que fuera trasladado en una ambulancia al cuarto de urgencias del hospital Santo Tomás, en donde lo recluyeron en el segundo piso de cuidados intensivos, pero posterior se dictaminó su muerte.

Omar Singh, abogado de Hidadi Santos Saavedra, único imputado por el homicidio de Eduardo Calderón, aseguró ayer que los testigos presentados el martes, por el Ministerio Público fueron referenciales porque la narración fue incierta con relación los hechos, dijeron que vieron y escucharon. No pudieron asegurar que fue un accidente o homicidio.

Contenido Premium: 
0