Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content

Niña murió en Tortí por un rayo

Por: William Sala -

Los sueños de Yariela Massiel Salazar, de 9 años, se vieron truncados la tarde del martes, cuando recibió una descarga eléctrica que le quitó la vida.

La tragedia se dio en la comunidad de Quebrada Grande, en Tortí de Chepo.

Publicidad

Yariela era la menor de cuatro hermanos y soñaba con estudiar Medicina, contó su madre Digna Monroy, de 34 años.

No había lluvia, el tiempo era soleado cuando se produjo la tragedia.

Testigos contaron que Yariela y sus amiguitas, Maribellis, de 8 años, y Mabel, de 10, se encontraban en la entrada de la casa cuando recibió la descarga. Maribellis narró que ella también sintió la electricidad, pues tenía la mano derecha sobre el hombro de Yariela.

La víctima cayó boca abajo, luego pestañó tres veces e intentó mover la cabeza y falleció, recordó su cuñado y testigo José de la Cruz, de 18 años, quien también es el dueño de la vivienda donde se produjo el lamentable suceso.

Algunas de las heridas ocasionadas por el rayo se notaron en el cabello quemado detrás de la oreja, dijo José quien inmediatamente llamó a su padre del mismo nombre.

El abuelo de los De la Cruz acostó en la cama a Yariela, pues tenía la esperanza de que estuviera con vida.

Yariela tenía cinco meses viviendo con su hermana y su cuñado, porque le era más fácil asistir a la escuela de Quebrada Grande que a la de Río Congo de Las Palmas, en Darién, donde viven sus padres, dijo su madre, Digna, para quien la

Block title
Block content
Block title
Block content