Panamá busca ser aliado regional en lucha contra el crimen

Ábrego se graduó como oficial de Infantería en la Escuela Militar General Francisco Morazán de Honduras y, tras pasar por diversos cuerpos de seguridad, fue nombrado director del Senafront en 2008.

Por: Panamá/ Acan-Efe -

Panamá "aspira a ser un aliado regional en materia de seguridad", y busca que un jefe histórico de la policía panameña de fronteras comparta su experiencia con países que registran "altos índices" de criminalidad como El Salvador, Honduras, Guatemala, informó hoy una fuente oficial. El primer y único director del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) de Panamá,Frank Ábrego, dejará el cargo la próxima semana, y el Ejecutivo quiere aprovechar su experiencia en la lucha contra el crimen para ponerlo al servicio de la región, afirmó el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela. "Es una estrategia de este Gobierno que los panameños que han cumplido ya con su tiempo de servicio al país puedan aportar sus conocimiento en organismos multilaterales", afirmó Varela a los periodistas en el marco de una gira regional el miércoles. El gobernante dijo que valorará con " Ábrego las posibilidades de compartir las experiencias que él tuvo, en la lucha en la frontera con Colombia y en la lucha contra el crimen organizado, con otros países" como "El Salvador, Honduras, Guatemala, que presentan muchos índices" de criminalidad. "Panamá aspira a ser un aliado regional en el tema de seguridad" y la designación de brego en un cargo de cooperación internacional "es un poco abrir esa visión para que personas que sirvieron al país puedan aportar" a la región, añadió. Varela anunció que el próximo lunes designará al nuevo jefe del Senafront y que el traspaso de mando de la institución tendrán lugar el próximo 15 de febrero en un acto oficial en la localidad de Metetí, provincia de Darién, fronteriza con Colombia. El Senafront es una policía militarizada creada en 2008 que se encarga de la vigilancia de las fronteras panameñas con una fuerza que alcanza ahora los 4.000 efectivos, y brego ha sido su único director, quien antes era el director de la Dirección Nacional de Fronteras, cuando pertenecía a la Policía Nacional. Ábrego se graduó como oficial de Infantería en la Escuela Militar General Francisco Morazán de Honduras y, tras pasar por diversos cuerpos de seguridad, fue nombrado director del Senafront en 2008. Tiene estudios superiores como un diplomado en Estado Mayor, paracaidismo, operaciones aeromóviles, fuerzas especiales, seguridad nacional e inteligencia, experto en selvas, equipos tácticos, administración de personal, protección civil y planificación de seguridad nacional, entre otros, según su biografía oficial. Entre sus logros profesionales destaca el control o la pacificación del Darién, un territorio "sin ley" que durante mucho tiempo estuvo bajo el dominio de los narcotraficantes y la guerrilla colombiana, y en el que habitan cerca de 50.000 personas, la mayoría de ellas indígenas. La seguridad en Panamá, un país sin Ejército desde 1989, la ejercen el Senafront, el Servicio Nacional Aeronaval (Senan), la Policía Nacional y el Servicio de Protección Institucional (SPI).