Pandilleros atacan a discapacitados

Por: William Sala / Crítica -

Dos sicarios de la pandilla "Calor, calor" se encargaron de matar y herir a dos dispacitados en Torrijos-Carter, en el distrito San Miguelito por utilizar el suéter de la banda rival.

El esquizofrénico José Isaac Benítez Rosero, de 41 años, recibió más de cinco tiros mortales; y Máximo Pinto, de 48 años, quien tiene un grado de retardo mental por una meningitis que padeció de pequeño, recibió tres plomazos de los que se recupera lentamente.

Ambos compartían en la calle próxima al "[b]Minisúper El Poderoso"[/b] cuando los criminales-a corta distancia-les dispararon.

La información oficial indica que "Niño", apodo de José, tenía un suéter imitación camuflaje (similar al que utilizan los militares), el cual es vinculado a la banda "Bagdad", enemiga de la pandilla "Calor, calor".

Familiares de las víctimas piden justicia terrenal y Divina porque eso no era motivo para atacar a ninguno de los dos.

"Los criminales no pueden dictar la forma de vivir de los ciudadanos, que va desde cómo vestir, qué calle caminar y a quién hablarle. De ser así, estaríamos viviendo con una libertad condicionada que no está regulada por la sociedad, o leyes, sino por los grupos que se manejan al margen de la Ley", dijo un pariente de la víctima.

Pinto, a quien la comunidad llama [b]"Corredor Norte"[/b] se gana la vida recogiendo basura y "Niño" tenía prohibido salir de la casa, pero ese día se fugó, y como dice el pueblo: "Cuando algo va a pasar, no se puede evitar". Fue herido de muerte.

Ninguno de los homicidas han sido detenidos. El hecho se registró el 28 de julio.