Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content

Se declaran inocentes por homicidio de periodista

Por: José Vásquez Chiriquí -

José Gabriel Miranda, Amílcar Quintero Villareal, alias "Mickey" y Ovidio Núñez Villareal, alias "Cholo" se declararon [b]inocentes[/b] de los cargos que se les formularon por el delito de homicidio y robo en perjuicio del periodista Ramón Cano Mojica.

El magistrado Ariel Álvarez presidió la audiencia en derecho que se realizó ayer, miércoles, en la Sala de Audiencias del Tribunal Superior de Justicia del Tercer Distrito Judicial.

La fiscal primera superior, Idalgis Olmos de Sánchez, y el acusador particular Edwin Álvarez sustentaron que la muerte del periodista fue planificada.

La funcionaria sustentó que en el expediente hay pruebas que demuestran que José Gabriel Miranda (ahijado del periodista), sacó $14 mil 498 de la cuenta la víctima y su hermana del Banco General presuntamente engañando a la señora Abigail Cano de Calvo (hermana) y con la que vivía.

Según la fiscal Olmos, José Gabriel Miranda alquiló un auto el 30 de marzo, en el que trasladó a Amílcar Quintero Villareal, alias "Mickey" y a Ovidio Núñez Villareal, alias "Cholo", hasta la residencia del periodista Ramón Cano, ubicada en Calle Octava de la ciudad David.

Presuntamente ambos sujetos encapuchados sometieron al periodista dándole un golpe con la pistola en la cara, procediendo Ovidio Núñez Villareal a colocarle los zunchos en la mano; supuestamente Amílcar Quintero Villareal efectuó el disparo.

Sin embargo, el abogado Samuel Duque, defensor de José Gabriel Miranda, dijo que hay contradicciones en la versión del Ministerio Público.

Afirmó que la muerte del periodista fue accidental y que su representado no participó en el hecho de sangre. Sin embargo, señaló que quedó acreditado que su cliente era sometido a presión por el periodista que falleció.

Por su parte, el abogado Duay Lizondro, abogado defensor de Amílcar Quintero Villareal, dijo a los magistrados que presidieron la audiencia que la muerte del periodista Ramón Cano Mojica fue accidental, ya que su cliente estaba nervioso y el comunicador trató de defenderse y se le escapó el disparo que le causó la muerte.

Finalmente Isbeth Moreno, defensora de Ovidio Núñez Villareal, aseguró que su cliente no fue quien disparó y que tampoco tenía las intenciones de causar la muerte, y que su participación era de darle un susto al comunicador social.

La audiencia fue presidida por los magistrados Ariel Alvarado, Dimas Moreno y Carlos Cuesta.

Lesbia Cano, hija del periodista asesinado, solicitó ayer que los jueces del Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial hagan justicia por la muerte de su padre.

"Llegó el momento en que se haga justicia por la muerte de mi padre, ya que le quitaron la vida sin ningún tipo de consideración por quienes hoy quieren que se les deje en libertad", dijo Lesbia cuando salía del Tribunal Superior.

Block title
Block content
Block title
Block content