Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content

Sicario mató a padre e hijo en Los Andes

Por: William Sala / Crítica -

"¿Por qué tenían que matar al niño?", cuestionó una mujer indignada por el doble homicidio perpetrado la noche del jueves en la comunidad Los Lagos, en Los Andes, de San Miguelito.

"Si el padre tenía un problema, era con él y no con su hijo", agregó Víctor, de 54 años, un morador con 30 años de vivir en el lugar.

Publicidad

Marcos Mendoza, de 30 años, se encontraba sentado en una silla mecedora con su hijo de igual nombre, en sus brazos, a quien le daba [b]cheewees[/b] mientras veía un programa de televisión. Al otro lado, en otra silla, estaba su cónyuge, quien fue testigo de cómo-en fracciones de segundos-un sicario le quitó a su familia.

Minutos antes, en la vereda cercana a la vivienda, un hombre caminaba de un lado para el otro; luego pegó un silbido. Aparentemente era [b]la clave[/b] para avisar al sicario que era el momento oportuno para llevar acabo el homicidio.

La víctima, Marcos, notó el comportamiento irregular de la persona, pero no prestó mayor atención y siguió compartiendo con la familia, informó una fuente.

Pero a las 7:40 p.m., el agresor atendió al llamado y caminó armado hasta su objetivo. Primero bajó por las escaleras como otro inquilino residente en la casa de alquiler. Se detuvo a dos metros de donde estaba Marcos, y disparó.

Los proyectiles impactaron en las cabezas del niño de un año-de nacido-y de Marcos, quien murió allí. Recostó la cabeza en su hombro izquierdo, y todo a su alrededor quedó manchado de sangre.

El agresor intentó subir por el barranco, resbaló y se regresó. Miró a la mujer de la víctima, pero prosiguió su camino.

La dama pegó varios gritos: [b]"Mataron a Marcos, mataron a Marcos"[/b]. Tomó a su hijo en brazos y corrió hasta caer al suelo. Los vecinos la ayudaron y trasladaron al bebé al Hospital San Miguel Arcángel, en San Miguelito, donde murió.

En la escena se encontraron seis casquillos de balas de 9 milímetros. Él recibió cinco tiros.

Hace tres meses que Marcos sostuvo una pelea en la barriada 9 de Enero, en una fiesta a la que fue invitado. Allí, la víctima golpeó con una puerta a otro de los asistentes; este se molestó y lo trompeó, y Marcos respondió.

Detenidos

03

Sospechosos

  • La Policía Nacional tiene tres sospechosos detenidos. Huían cuando fueron capturados.
Block title
Block content
Block title
Block content