Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

¡Sorprendente! Por robarse una recién nacida le reemplazan pena por 300 dólares

La mujer aseguró a su marido Gabriel Feliciano Martínez, que la bebé era de ella.

Por: Mayra Madrid /Web -

¡Sorprendente! Ruth Olmos Valdés, de 39 años de edad, solo tendrá que pagar la suma de 300 dólares en un período de un año, luego que se diera el reemplazo de la condena de cuatro años de prisión por el delito contra la Libertad Individual (sustracción de menor) en perjuicio de una infante de 15 días de nacida, quien se encontraba con su madre, una joven indígena, en un hecho registrado en agosto del año pasado en un centro comercial en el distrito de David, en el área conocida como "calle Cuarta".

La condena de cuatro años interpuesta a la mujer se dio tras un acuerdo de pena tras aceptar la responsabilidad en el hecho.

LEE TAMBIÉN:  Caso Odebrecht pisa talones de varelistas

La fiscal Leydis Palacio, de la sección de Investigación y Seguimiento de Causa, dijo que el Código Procesal Penal permite el acuerdo de pena, donde se basaron en la aceptación del hecho en un delito que tiene una pena de 3 a 6 años de prisión.

"Se trata de métodos alternos de solución de conflicto donde se partió de la pena de 72 meses y a eso se le quitó un tercio, quedando en 48 meses es decir cuatro años", dijo la fiscal Palacios.

Sin embargo, dejó claro que se deberá cumplir las penas accesorias, como no acercarse por este mismo tiempo de cuatro años a guarderías o a niños de primera enseñanza, lugares de recreación donde se encuentren menores de edad y deberá someterse a tratamiento sicológico por la conducta tras el hecho registrado.

Los hechos se dieron cuando la mujer abordo a la joven indígena y madre de la recién nacida el 29 de agosto del año pasado, en el hospital materno Infantil José Domingo de Obaldía, al acercársele le ofreció ayuda, ya que la joven madre no mantenía documentos de identificación para sacarla.  Luego de mantener el contacto continuo al día siguiente decide llevar a la madre y su pequeña a un centro comercial en David a comprarle algunas cosas a la bebé, donde aprovecha un descuido y le sustrae la infante y la lleva a su residencia ubicada en Barrio Varital en David.

La mujer aseguró a su marido Gabriel Feliciano Martínez, que la bebé era de ella.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content