Tres presuntos miembros de secta fueron aprehendidos en la comarca

Tres presuntos miembros de secta fueron aprehendidos en la comarca

Por: Mayra Madrid / Crítica Impreso -

Dos varones (de 22 y 38 años) y una mujer (de 37), presuntos integrantes de una secta religiosa en la comunidad de Guayabal, en el Agua Salud, en Ñurum en la comarca Ngäbe Buglé, fueron aprehendidos por Unidades del Servicio Nacional Aeronaval (Senan).

A estas personas se les señala de ser los responsables de mantener privadas de libertad a unas seis personas entre adolescentes y niños, incluyendo un lactante de dos meses de nacido que fue separado de su madre.

Publicidad

Una fuente cercana al hecho informó que tanto los aprehendidos, como las víctimas y las autoridades salieron vía aérea traslados por el Senan hacia la provincia de Veraguas y posteriormente se trasladarán a la provincia de Chiriquí.

Se espera que para este lunes se realice la audiencia en contra de estos ciudadanos que debido a las medidas adoptadas por el tema del Covid-19 deben ser llevados a las instalaciones del Órgano Judicial en David, donde permaneceran en una sala distinta, al juez de Garantías y al Ministerio Público.

Durante esa audiencia la fiscal de Asuntos Indígenas Ermelinda Jiménez, deberá presentar la legalización de aprehensión, la imputación de cargos y solicitar una medida cautelar que sin duda será la detención provisional.

La fiscal Jiménez afirmó se presume sobre la existencia de más personas vinculadas a los delitos que se investigan, al igual que más víctimas, por lo que se mantienen realizando otras diligencias para lograr las capturas y rescates.

El Senan a través de un comunicado emitido este sábado informó que al llegar las unidades de Fuerzas Especiales al realizar un sobrevuelo, visualizaron a un masculino que se daba a la fuga desde un rancho con dos menores de edad; posteriormente dentro de otro rancho fue encontrado un menor de tres meses de vida, el cual había sido separado al nacer de su madre biológica.

Se afirma que los miembros de la presunta secta, además de tener a estas personas retenidas, los golpeaban.

Se conoció que uno de los menores logró escapar y llegó a la población Batata dónde pidió ayuda y seguridad para que sus agresores no lo mataran.

El infante de dos meses, y otros dos menores de 10 y 14 años fueron llevados a la Estación Aérea “Mayor Azael Adames”, ubicada en Santiago de Veraguas, donde reciben atención médica especializada. Además están siendo atendidos por funcionarios de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf).

La ministra de Desarrollo Social, María Inés Castillo, señaló que se pudo confirmar que los niños víctimas muestran marcas de golpes en sus cuerpos. Agregó que -de ser necesario-, podrán ser llevados a hogares y albergues cercanos.

Contenido Premium: 
0