"Doom Eternal", llega al Xbox Game Pass con la experiencia del Ray Tracing

En el videojuego uno encarna la personalidad del tradicional "doomguy" al que en el juego llaman "slayer" que poco a poco se va llenando de un arsenal para hacer frente al infierno que se ha desatado en la tierra y que debe aplacar aún en contra de las recomendaciones de muchos personajes.
 "Doom Eternal", llega al Xbox Game Pass con la experiencia del Ray Tracing

Por: Bogotá / EFE -

La compra de Bethesda softworks por parte de microsoft ha marcado una nueva afrenta en las tendencias del 2020, si bien la última entrega de la querida saga de "Doom Eternal" había salido hace meses, el desarrollador aprovechó el golpe en la tendencia para dar nuevos elementos al videojuego.

LEE TAMBIÉN: Google Meet extendió las videollamadas ilimitadas en la versión gratuita

Publicidad


El juego hará parte del Xbox Game Pass, la suscripción de videojuegos de Microsoft que servirá tanto para consolas como para PC. Permitiendo también que se añada a la tan anhelada Xbox Series X.


"Doom Eternal" entonces se establece como una experiencia totalmente distinta con el uso del Ray Tracing, si bien en las consolas fue un éxito, con la espera de la nueva generación, el juego en computadoras tomó relevancia para aquellos que se fijan en los detalles gráficos.


El juego en sí, mantiene la esencia de todos sus antecesores, desde 1993 con la primera entrega de Doom que muchos jugadores disfrutaron en sus computadoras, se ha buscado que la pantalla refleje escenas fuertes de violencia y sangre que aún tienen cautivo a un público ávido de acción sin censura.


Ahora verlo desde la perspectiva que se puede lograr con la tecnología propia de tarjetas gráficas del nivel de las RTX 3080 de NVIDIA es una historia distinta. Llegar a ver las bestias y los monstruos aparecerse por sorpresa en 4k hace que la reacción a los mandos sea casi inmediata e instintiva, razón por la cual el juego toma mayor validez en este escenario.


En cuanto a la historia, el Doom Eternal sigue a la entrega del 2016, una en la que se reorganizó la historia cultivada desde 1993 que nos muestra un mundo que se nutre de energía infernal, y que ahora está a punto de ser consumido por el submundo lleno de demonios, zombies y sangre, mucha sangre.


La jugabilidad propia de un "first person shooter" se hace cada vez más amable con las actualizaciones, la variedad de armas y las propias formas de eliminar enemigos que surgen en hordas incontrolables, hacen que el juego sea uno de los favoritos en la temporada de entregas del 2020.


En el videojuego uno encarna la personalidad del tradicional "doomguy" al que en el juego llaman "slayer" que poco a poco se va llenando de un arsenal para hacer frente al infierno que se ha desatado en la tierra y que debe aplacar aún en contra de las recomendaciones de muchos personajes.


La historia sigue entonces a un recorrido lleno de sangre, horror y violencia que solo logra ser más disfrutable desde su lanzamiento gracias a las capacidades y actualizaciones gráficas que permite el poder jugar en 4k.


Siendo así, un lanzamiento previo, que Bethesda aprovechó para poner en la mira de este 2020 y decir que el FPS no tiene nada que envidiar a los lanzamientos que por calendario de pandemia se hicieron esperar este año.

Contenido Premium: 
0