La gestación es mejor con música

El uso de la música durante estas intervenciones médicas se ha comprobado que ayuda en gran medida al éxito de la gestación.
La fertilización in vitro es un proceso doloroso psicológicamente para aquellas mujeres que  quieren ser madres y que han recorrido un largo camino para intentarlo sin éxito. EFE

La fertilización in vitro es un proceso doloroso psicológicamente para aquellas mujeres que quieren ser madres y que han recorrido un largo camino para intentarlo sin éxito. EFE

Por: Reportajes / EFE -

Especializada en el campo de Reprodución Humana, la doctora Onica Armijo trabaja en el Hospital Universitario La Paz de la capital de España desde 2004, y utiliza música para las pacientes que se someten la técnica de fertilización in vitro con lo que consigue aliviar la ansiedad o los temores y crear un ambiente de empatía entre ellas y los profesionales sanitarios, además de incrementar el número de éxitos en embarazos.
Armijo también es coautora, junto con la doctora María de La Calle, de los libros "La dieta de la fertilidad y el embarazo" y "Embarazada a los cuarenta y más", además de ser madre de tres hijos.
Explica a Efe cómo llegó a introducir esta técnica entre sus pacientes: "La información sobre la utilidad de la música en el proceso de fertilización me llegó a través de la que ha sido mi maestra, la doctora Carmen Cuadrado, que fue jefa del  servicio de nuestra unidad durante muchos años. Era una mujer muy estudiosa y leyó un artículo en el que se explicaba que la música relajaba a la paciente, aumentando las tasas de gestación. A raíz de ahí, nos enseñó la práctica diaria sobre la reproducción asistida y la aplicación de la música".

"UN ENTORNO MÁS CÓMODO, MÁS BONITO".
"Me parecía que eso era importante porque a la paciente le podía relajar, crear un entorno más cómodo, más bonito, porque estas mujeres llevan arrastrando mucha carga emocional en la búsqueda del embarazo, hasta que este acto de gestar se convierte en un acto médico", señala Armijo.
Según la doctora, "la música provocaba un entorno más entrañable en el quirófano y en el momento de recibir a su embrión. Todo esto fue evolucionando y lo incorporé gracias a las  plataformas de pago que hay ahora de música. Les digo a mis pacientes que sean ellas quienes elijan la música que les transporte a un sitio que les guste, que les aporte buena energía y que las relaje".
Onica Armijo argumenta que "probablemente fueran la doctora Cuadrado, junto con el doctor Manuel Ardoy Vilches, embriólogo y responsable del Laboratorio de Embriología del Hospital La Paz hasta 2005, los pioneros en utilizar la música para estos tratamientos de fertilidad, aunque no puedo asegurar que no lo utilicen ya en otros hospitales".
El hospital La Paz, de Madrid, fue el primer centro sanitario público en España que empezó a realizar la fecundación in vitro y, aunque no fueron los primeros en conseguirlo, comenzaron a intentarlo en la década de los ochenta del pasado siglo.
MOMENTOS PARA LA MÚSICA.
Pero, ¿cuál es el momento durante el proceso en los que la música comienza a sonar? "Fundamentalmente - señala Armijo- durante la transferencia embrionaria, ese es el momento en que la ponemos  sistemáticamente y es algo que nuestra unidad ya  ha incorporado de forma universal. Al principio no lo hacían todos mis compañeros, pero ahora, y la enfermera que está en el quirófano la ha incorporado a todas las pacientes, independientemente de que estemos uno u otro profesional".
Pero, además, indica la doctora que "cada vez la incorporo más a la inducción anestésica, para que, mientras se le está cogiendo la vía, la paciente pueda dormirse más tranquila, y en la punción folicular (aspiración folicular de los ovocitos mediante control ecográfico). Aparte de que, como las dejamos elegir, también nos están descubriendo autores y músicas que los médicos no conocíamos. Te sorprende la gente a la que les gustan músicos que yo no sabía que existían, así que estoy aprendiendo mucho de música".
"En ocasiones también lo hacemos con las inseminaciones, porque las pacientes suelen estar  muy nerviosas en el momento de realizársela. Es beneficioso para los que estamos trabajando con ellas porque creo que, al final, una vez que la paciente está dormida o cuando le hacemos la transferencia embrionaria, se crea un ambiente en el quirófano mucho más agradable y más confortable para todos".
“La transferencia embrionaria se realiza dentro del útero después de la fecundación in vitro y una vez que ya están fecundados los embriones. Las pacientes están despiertas, pero se realiza en el quirófano”, explica la doctora, porque el laboratorio donde se realiza esta operación se encuentra muy cerca, "de tal manera que los embriones no pierden calor, no es porque sea necesario estar allí. Esto es en lo que consiste la trasferencia embrionaria".
RELAJACIÓN PARA EVITAR EL DOLOR.
Son muchas las mujeres que temen el dolor que puedan sufrir en alguno de los episodios de la  fertilización, pero la doctora argumenta que "no tiene por qué ser un proceso doloroso, aunque hay ocasiones en los que es difícil y puede serlo. El hecho de que las pacientes vayan relajadas hace que la musculatura esté más relajada, se contraiga menos , y permita que el proceso sea más sencillo, más suave, y lo que se ha comprobado es que  la música incrementa las tasas de gestación porque lo facilita".
Pero, ¿cuál es la reacción de las pacientes cuando les aconsejan que elijan una música para el tratamiento?. "Algunas se sorprenden, pero siempre lo reciben de forma muy positiva. Muchas me han dicho que recuerdan esa canción con la que han gestado, incluso hay algunas que tienen embriones congelados con los que se quieren volver a fertilizar y nos piden que les pongamos la misma música . Sólo tengo la excepción de una paciente que nos dijo que no le pusiéramos música".
"Creo que la música, en cierta manera, realiza un acto médico, porque convierte el proceso en algo más íntimo y más bonito, aparte de lo que nos puede facilitar a nosotros el hecho de entrar dentro de la vagina de la mujer y que ella lo viva de una forma menos dolorosa", afirma la especialista.
BALADAS Y MÚSICA CLÁSICA.
Las músicas que más éxito tienen entre estas pacientes son, según la ginecóloga, baladas y música clásica, "también piden músicas románticas que a ellas les traiga buenos recuerdos, por ejemplo, la música con la que se han casado. También me han llegado a pedir 'heavy metal' o flamenco. A esas peticiones les digo que no, que mejor elijan una baladita o, si es flamenco, que sea una saeta bonita, porque la que también tiene que estar relajada soy yo a la hora de depositar el embrión y, si me eliges un tío chillando, pues mejor que no".
Según la doctora Armijo, "al 90% de las mujeres les ayuda la música, pero no es que sea solamente la música, sino que les hago hacer un ejercicio de respiración y de relajación antes de entrar al quirófano. Una vez allí, hablamos con la paciente y, mientras yo me estoy lavando, ya están escuchando la música".
Sobre las estadísticas que pueda haber de éxitos de embarazos utilizando la música, la ginecóloga concluye que "hay trabajos que no son estadísticamente significativos ni es que sean relevantes sobre la tasa de mujeres que quedan embarazadas, pero sí que la tendencia es que se incrementa entre un 2 y un 5 %  la gestación y esto, con la fecundacion in vitro, es mucho, porque la especie humana, por desgracia, es poco fértil".
Por Isabel Martínez Pita.

Contenido Premium: 
0