Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

La cholita Cayetana, de cuerpo menudo pero bien formado, era la quita frío de Nonato un paisano suyo del pueblecito de La Guayaba. Se conocieron en un toldo típico que funciona todos los fines de semana en San Miguelito. Cayetana es una chichi de unos 19 añitos, muy alegre y casquivana, mientras que el buaycito anda llegando a los cincuenta. Por lo tanto su cuerpo no resiste mucho bailoteo y es que el man siempre ha trabajado duro, primero en el monte y luego en las construcciones que se han levantado por Paitilla, San Francisco, Punta del Este, etc.

Cuando se juntaron, Nonato pensó que ese furor que invadía a Cayetana por andar metida en el baile típico se iba a calmar, pero ¡qué va buay! La guial le decía a su peor es nada que no era verdad que por estar matrimoniada y juntada iba a renunciar a la diversión que hallaba en los bailes típicos. Esa noche discutieron y cuentan Régula y Saco e

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content