Block title
Block content
Block title
Block content

Candela

Por: -

Tengo la desgracia de casarme con un hombre que es enorme de tamaño, pero de mente de niñito. Para él, todo es un juego, incluido el sexo, del que te puedo decir que no conozco un orgasmo, porque nunca me da el tiempo necesario, solo la mete y se babea de una vez.

El tema es triste porque no llegamos a conocer a una persona hasta que vivimos bajo el mismo techo. No es lo mismo andar de novios que formalizar la relación. Mejor fíjense bien con quién se casan para no llevarse estas sorpresas. Chau.

Block title
Block content
Block title
Block content