Block title
Block content
Block title
Block content

Cero cirugías en su cuerpo y rostro

Cero cirugías en su cuerpo y rostro

Por: Marlene González EVA -

De padre darienita y madre chiricana, Shirel Ortiz afirma que tiene ascendencia ecuatoriana, ya que su abuelo paterno era un hombre alto, blanco y de ojos verdes que quedó flechado de una darienita bien prieta, pero ella, con 22 años, es netamente panameña.

Decidió estudiar Comercio Internacional y Logística, aunque afirma que también había contemplado ingresar a la licenciatura de Comunicación, pero analizó el mercado y se percató de que esta carrera tiene un campo laboral muy cerrado, y tendría poco chance para laborar, así que eligió su primera opción y el próximo año realizará su práctica profesional.

Publicidad

Como señorita Panamá Centro, Shirel tiene un sinfín de compromisos, revela que su día se inicia, en ocasiones, a las 9:00 a.m. cuando sale de su casa, pero regresa a ella pasadas las 12 m.n.

Actualmente, tiene un peso de 123 libras, y afirma que le falta perder 3 libras para cumplir con el peso que le pidieron en el certamen.

Para esta chica, lo más difícil de estar en Señorita Panamá es dividir el tiempo entre compromisos con patrocinadores, entrenamientos físicos, talleres de maquillajes, estudio, entre otros compromisos que ha adquirido al entrar al concurso de belleza.

Shirel, desde que hizo su labor social en el colegio, se ha interesado en colaborar con fundaciones. Actualmente, ayuda en la fundación Movimiento Ángeles, que es de una amiga, y en la misma, estudian algún caso de extrema pobreza para prestar la ayuda que la persona requiera. Revela que el último caso que ayudaron fue de una niña que tenía problemas en la piel, además de que las condiciones en la que vivían no eran buenas. Hace poco, la Fundación Internacional Abou Saad Shriners, que trabaja con niños quemados, la escogió como madrina de sus 100 años.

En el rostro y cuerpo de Shirel no hay ni una sola operación, pero sí algunos tratamientos, pues afirmó que actualmente se realiza tratamientos de hilos tensores para levantar un poco la mirada, ya que como tiene muchas cejas, su mirada tiende a caerse, y en las fotografías siempre sale con los ojos cerrados, pero a ella le encantan sus cejas gruesas.

Block title
Block content
Block title
Block content