Deja una herencia de 18.000 dólares a su familia

Los familiares ahora se enfrentan en los tribunales para que sea un juez el que designe el dinero.

Redacción
Web

El actor Mickey Rooney, quien fallecido el domingo en Los Ángeles a los 93 años, apenas dejó una herencia de 18.000 dólares a su

familia, que tras el adiós del artista se disputa ahora sus restos para darle sepultura, según informó Los Angeles Times.

Rooney murió por causas naturales en la casa angelina que compartía con su hijo Mark y su nuera, quienes ahora se enfrentan en

los tribunales con la esposa del actor, Jan Chamberlin, y su hijastro Christopher Aber, en un nuevo capítulo de desavenencias del

entorno del que fuera una de las estrellas infantiles más relevantes de la historia de Hollywood.

Michael Agustine, designado en 2011 por la Corte Superior del condado de Los Ángeles como gestor del patrimonio de Rooney, buscó

el martes el amparo de los jueces para evitar que Chamberlin y Aber cambiaran los planes de enterramiento.

Según Agustine, que cuenta con el apoyo de Mark Rooney, el actor había dicho que quería yacer en un cementerio de veteranos o en

alguno de Hollywood junto con otros grandes nombres de la industria.

Chamberlin asegura que el artista deseaba que sus restos descansaran en un nicho junto a uno que ella tiene reservado en el

camposanto de Westlake Village.