Mujeres, a cuidar la salud con cerveza

El consumo moderado de cerveza puede tener efectos beneficiosos para la salud de la mujer en diferentes etapas de su vida.

Redacción
Web

Consumir cerveza de forma moderada, puede tener efectos beneficiosos para la salud de la mujer en diferentes etapas de su vida, debido a los ingredientes naturales con los que está elaborada,  según ha afirmado el profesor de Ginecología y Obstetricia, Tirso Pérez Medina en la presentación del libro "Mujer, ginecología y cerveza".

El libro, editado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y que se ha presentado en Ávila, es el primero de estas características que realiza una revisión sobre los efectos del consumo moderado de cerveza sobre la salud de la mujer en las diferentes etapas de su vida.

“La cerveza es una bebida natural y con bajo contenido en calorías, escaso contenido de alcohol y sin grasas ni azúcares. Por el contrario, posee una cantidad importante de hidratos de carbono, vitaminas y proteínas; por lo que su consumo moderado es beneficioso para la salud humana dentro de una dieta equilibrada”, ha afirmado el doctor Tirso Pérez. Asimismo, ha explicado que las mujeres que están intentando quedarse embarazadas así como las ya gestantes, el ácido fólico” es una vitamina esencial para el sistema nervioso y la regeneración de las células” y la cerveza, tanto tradicional como sin alcohol, “es una fuente importante de ácido fólico y, además, su biodisponibilidad es muy elevada”.

Por ello, el doctor ha precisado que las mujeres en periodo de gestación que quieran consumir cerveza, “deben optar por su variedad sin alcohol”.

A la vez, ha señalado que los polifenoles de la cerveza pueden participar en la protección contra enfermedades cardiovasculares y en la reducción de los fenómenos oxidativos responsables del envejecimiento del organismo, además de que “se ha comprobado científicamente que, tras un consumo moderado de cerveza, el colesterol denominado bueno podría experimentar un aumento en sangre, lo que se asocia a un menor riesgo de cardiopatías isquémicas”.