Poses que debes realizar de acuerdo a la forma de tu pene

Existen determinadas posturas sexuales que favorecen un mejor desempeño y mayor placer sexual.

Redacción
Web

Existen diferentes formas de pene, y en ocasiones los hombres no saben sacarle provecho al mismo para dejar a un fémina satisfecha, sexualmente hablando. Así que presta atención a las poses que debes realizar de acuerdo a la forma de tu miembro.

- El pene lápiz: es más fino en la punta que en el resto. Cuentan con el mismo grosor desde el glande hasta la base. Este tipo de pene es perfecto para practicar el sexo anal, ya que la introducción de la punta es mucho más fácil, lo que ayuda a la penetración.

- El pene curvo: se trata de uno de los tipos de pene más habituales y más comunes, el cual, dependiendo de su curvatura, tiene la capacidad de estimular el punto G, por lo que las posiciones más recomendadas son las llamadas: "el misionero", "el perrito" y "la profunda".

- El pene seta: debe su nombre a que el glande es mucho más ancho que el resto del pene. Entre las posiciones favorables están "el misionero" o "el molde". No es tan recomendable en el sexo anal. No obstante, es un tipo de pene que gusta a muchas mujeres a la hora de practicar sexo oral.

- El pene plátano: el glande y la base son del mismo ancho, sin embargo el tronco del pene se hace más grueso, por lo que su forma es placentera para ellas durante la penetración. Sirve para experimentar todas las posturas sin problema alguno.

- El pene cono: tiene forma de pirámide, ancho en la base que se estrecha progresivamente hasta llegar al glande. Es muy adecuado para la penetración porque ayuda a una dilatación progresiva durante posiciones como "la profunda", "la catapulta" o "el perrito".

- El pene garra: no son muy comunes pero existen. Son aquellos que tienen el glande curvado, en forma de garra o garfio. Tal vez sean complicados para la penetración, pero con la práctica puede llegar a ser muy efectivos.