¡Sácale provecho!

A algunas chicas, al ver los testículos de un hombre, les puede causar algo de temor tocar o mordisquear cuando hacen sexo oral.

Lehisy Domínguez VIVA

A algunas chicas, al ver los testículos de un hombre, les puede causar algo de temor tocar o mordisquear cuando hacen sexo oral.

Sin embargo, una buena opción, según la tienda de “sex shop” Erotic City, para que las mujeres se atrevan a jugar con el pene y lamer los testículos es comprar lubricantes con sabores y sin azúcar, su formula es a base de agua, lo que facilita más excitación.

Recomendación:

Pídeselo: a muchos hombres les gustan las mujeres directas. Te damos dos opciones. Empieza tú primero y cuando estés abajo voltea a verlo con esa mirada “sexy” que tanto le gusta y dile “sigo yo, ¿verdad?”. La segunda opción es que se lo pidas directamente.

Llévalo a la ducha: si te da algo de pena puedes iniciar en la regadera, báñense juntos o en un ambiente donde te sientas cómoda, así lavas sus partes y es más fácil que lo lleves a la boca.

Empújalo suavemente: no estamos hablando del movimiento tan desagradable que hacen los hombres cuando empujan tu cabeza a la hora del sexo oral, sino de un gesto sutil que le indique la dirección en la que quieres que se mueva.

Depílate: así como para nosotras es incómodo tener que pasar a través de una selva, para ellos es lo mismo. Si quieres que ambos disfruten, cuida que tu vello púbico esté depilado.