Se amputó los dedos y creó una "mano robótica"

Más que temer el resultado, o mortificarse por las repercusiones de perder sus dedos, él ya estaba pensando en formas de arreglar el problema, como un verdadero carpintero.

“Estaba en una posición en la que podía ver exactamente qué sucede en la mano humana. Sabía lo básico en relación a cómo era todo eso y pensé: sí, haré la mía”.

Richard van As recuerda el momento en mayo del 2011 cuando estuvo sentado en un hospital de Johannesburgo a la espera de saber si sus dedos podrían ser cosidos de nuevo. Solo una hora antes, había estado en su taller de carpintería aserrando madera cuando la sierra se resbaló y le arrancó en diagonal los cuatro dedos de su mano derecha. “Todo sucedió demasiado rápido para saber qué fue lo que realmente pasó”, recuerda él.

Más que temer el resultado, o mortificarse por las repercusiones de perder sus dedos, él ya estaba pensando en formas de arreglar el problema, como un verdadero carpintero.

Después de días de explorar el internet, no pudo encontrar ningún lugar donde comprar una prótesis de dedo funcional, estaba asombrado por el costo de las manos protésicas y miembros que empezaban en decenas de miles de dólares. Pero su búsqueda en línea valió la pena, ya que lo llevó a un vídeo para aficionados publicado por un artista de efectos mecánicos del estado de Washington, con el nombre de Ivan Owen.

Juntos, los dos desarrollaron un dedo mecánico para van As, pero su asociación también ha servido para beneficiar a innumerables amputados de manos y brazos alrededor del mundo, por medio del nacimiento de la compañía “Robohand”.