Todo está en el balance

Por: Redacción /VIVA -

Después del almuerzo, hay quienes sienten la necesidad de comer algo dulce para quedar satisfechos, y aunque muchos crean que esto le pueda provocar un aumento de peso, es hora de dejar atrás dichas creencias.

Estudios científicos comprueban que, por naturaleza, estamos atraídos al dulce. Quizás eso no le sorprenda, pero si esa atracción le lleva a un consumo excesivo, quizás se enfrentará a las consecuencias de llevar cualquier consumo al extremo. La ventaja es que en el mercado usted tiene una alta variedad de posibilidades para disfrutar del dulce sin problemas.

La nutricionista Raquel Tejada explica que "el secreto está en el balance, usted puede disfrutar del dulce en las frutas o puede optar por un producto ya sea en su versión regular o light. Lo importante es conocer el consumo de calorías a lo largo del día y ajustar las porciones para que el resultado final sea un equilibrio ideal para su organismo".

La experta agregó que "sea regular o light, el consumo debe ir acompañado de actividad física y un consumo consciente, es decir, no caer en abusos".

Un estudio del Centro de Nutrición y Salud Pública de la Universidad de Washington reveló que las personas que consumen edulcorantes no calóricos poseen un mejor puntaje basado en el Índice de Alimentación Saludable (HEI por sus siglas en inglés), que las personas que no los consumían.