Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Bochinche ‘big’ tras renuncia de Feeley

En su carta al presidente Donald Trump, el embajador Feeley sostiene: "mis instructores dejaron en claro que si creía que no podía hacer eso, estaría obligado a renunciar. Ese momento ha llegado".

Redacción Crítica

Estados Unidos aseguró que su embajador en Panamá, John Feeley, renunció a su cargo el pasado miércoles por motivos personales, ante las informaciones de prensa que indican que lo habría hecho por su rechazo a las políticas del presidente Donald Trump.

La agencia Reuters filtró parte de la carta de Feeley donde se destaca que "como oficial de servicio exterior secundario, firmé un juramento de servir fielmente al presidente y su administración de una manera apolítica, incluso cuando no estoy de acuerdo con ciertas políticas”.

Publicidad

En otro punto de su carta al presidente Donald Trump, el embajador Feeley sostiene: "mis instructores dejaron en claro que si creía que no podía hacer eso, estaría obligado a renunciar. Ese momento ha llegado".

Sin embargo, una fuente de Exteriores precisó a la agencia Efe que el diplomático comunicó su decisión de "jubilarse por razones personales" a la Casa Blanca, al Departamento de Estado y al gobierno de Panamá el pasado 9 de marzo.

LEE TAMBIÉN: Al menos 9 meses más para reabrir el hospital San Miguel Arcángel (VIDEO)

Algunos medios estadounidenses, entre ellos la NBC, aseguran que Feeley ha abandonado el cargo porque sus principios chocan con las políticas de Trump e incluso indican que lo habría hecho por los comentarios atribuidos a Trump en los que el gobernante supuestamente calificó este jueves como "agujeros de mierda" a ciertos países en desarrollo.

La Embajada de Estados Unidos en Panamá comunicó su renuncia el jueves por la mañana, horas antes de que el “Washington Post” publicara en exclusiva las supuestas afirmaciones de Trump, que el presidente negó.

La última tormenta política de la Casa Blanca de Trump estalló el jueves por la tarde, cuando el “Post”, citando a dos fuentes conocedoras de esas conversaciones, publicó que el presidente se había referido a El Salvador, Haití y los países africanos como "agujeros de mierda" durante una reunión de las negociaciones bipartidistas sobre migración.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title