Los ambientalistas e ind ígenas lanzaron ayer huevos a la seguridad de la Asamblea Nacional e intentaron derribar la puerta de acceso al Palacio Justo Arosemena. Hubo que llamar a los antimotines para frenar los ímpetus.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.