De barriada de emergencia a distrito

No hay nada mejor en cuanto a la historia que aquella que uno mismo sabe y cuyos recuerdos nunca dejan de estar en nuestra mente. Eso lo

Jorge Gutiérrez Sanjur / Crítica


El Himno de San Miguelito

Uno de sus precursores fue Isidoro Blandón, uno de los primeros moradores.

Pueblo de San Miguelito, marchemos siempre con fe en el corazón

para lograr que todos juntos caminemos hacia una nueva nación.

Pueblo de San Miguelito, marchemos siempre con fe en el corazón

y allí estaremos dispuestos a luchar con honor para alcanzar el triunfo y la gloria de nuestra nación.

Con orgullo cantaremos al conseguir la verdadera unión.

La libertad hay que tenerla con sangre y sudor, los sacrificios nos darán valor en orden mayor.

Sí, luchando venceremos, enalteciendo siempre nuestra unión.

Pueblo de San Miguelito, marchemos siempre con fe en el corazón

para lograr que todos juntos caminemos hacia una nueva nación.

Pueblo de San Miguelito, marchemos siempre con fe en el corazón.

No hay nada mejor en cuanto a la historia que aquella que uno mismo sabe y cuyos recuerdos nunca dejan de estar en nuestra mente. Eso lo saben muy bien aquellos que fundaron lo que es hoy el distrito de San Miguelito.

Ramón Hernández es uno de ellos. Tiene 51 años de vivir en el distrito y divide la historia de San Miguelito en dos etapas: la primera que va desde inicios del siglo pasado hasta la creación del distrito y la segunda que va desde que se crea el distrito hasta nuestros días.

Recuerda Hernández que San Miguelito era un área rural. Los 50 kilómetros cuadrados de territorio estaban en manos de unas 30 familias terratenientes.

Invasión de terrenos

Panameños residentes en el interior del país (Los Santos, Chiriquí y Veraguas, mayormente) llegaron buscando un mejor lugar para vivir y forjar su futuro, y estas tierras fueron el lugar perfecto. Los inmigrantes invadieron las tierras de noche y construyeron rudimentarias viviendas de madera llamadas “casas brujas”, anota Hernández.

En ese sitio, en aquel entonces, no había calles ni transporte y muchos menos servicios de salud. Las personas recurrían a curanderos como servicio básico de salud, y si la cosa era más grave, acudían a los centros de salud establecidos en ese tiempo en Pueblo Nuevo, Río Abajo y el Hospital Santo Tomás.

Señala este veterano residente que las luchas de los que ocuparon tierras ajenas tuvieron como consecuencia la creación del Instituto de Vivienda y Urbanismo (IVU), que es conocido ahora como el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot).

La organización de los residentes logró después que San Miguelito pasara de regimiento a corregimiento y finalmente a distrito especial.

Origen de los nombres

En aquel entonces, el IVU realizó un programa por el que les daba materiales a los residentes para construir viviendas. Esto, cuenta Hernández, les dio a los beneficiados la opinión de que gracias a ese cambio, los ponían a vivir en un “Paraíso”, dando origen al nombre de una de las principales comunidades del distrito. Hernández señala que Octavio Pinto, residente ya fallecido, le dio esta versión.

Otra versión del origen del nombre de Paraíso habla de que era el nombre de una tienda ubicada en ese lugar.

El nombre “San Miguelito” también tiene varios orígenes. Unos dicen que se le llamó así para evitar confusiones con la comunidad de San Miguel y otros, que se debió a la gran cantidad de oriundos de la isla de San Miguel que llegaron al lugar.

El 30 de julio de 1970, con el Decreto 258, se crea el distrito. Este año cumple 43 años.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.