Una leyenda dice adiós

Una leyenda dice adiós

Por: Madrid Crítica -

El exjugador estadounidense de baloncesto de Los Ángeles Lakers Kobe Bryant, falleció ayer en Calabasas, cerca de Los Angeles (EE.UU.), en un accidente de helicóptero en el que viajaba junto a otras cuatro personas, fue un deportista legendario que militó en este equipo durante 20 años, hasta su retirada en 2016.

Nacido el 23 de agosto de 1978 en Filadelfia (Estados Unidos), era hijo de Joe y Pamela Bryant. Su padre, apodado "Jellybean", también estuvo ocho temporadas en la NBA en equipos como Houston Rockets, Philadelphia 76ers o San Diego Clippers.

Publicidad

En 1991, tras la retirada de su padre, volvieron a Estados Unidos y empezó a jugar en el equipo del instituto Lower Merin de Pennsylvania. Sus buenas actuaciones le permitieron salir elegido con el número 13 en el draft de la NBA de 1996. Los Charlotte Hornets tenían los derechos para incorporar al jugador pero lo traspasaron a los Lakers.

En sus primeros años en la franquicia fue suplente, aunque ya en 1998 formó parte del equipo All Star de la Conferencia Oeste, convirtiéndose, con 19 años, en el jugador más joven de la historia en esa competición.

Con la contratación de Phil Jackson como entrenador, Bryant comenzó a jugar como titular y el equipo mejoró con su aportación y la de Shaquille O'Neal, tanto que ganaron tres títulos consecutivos entre el año 2000 y 2002 después de llevar doce años sin conquistar el anillo de la NBA. En 2002, el escolta de Filadelfia fue incluido en el quinteto ideal y ganó su primer MVP en el All Star.

El bache del equipo entre 2003 y 2004 propició muchos cambios, entre ellos la salida de Shaquille O'Neal, Gary Payton, Karl Malone y el entrenador Phil Jackson, que fue sustituido por Rudy Tomjanovich. Bryant pasó a ser el líder del equipo y llegó a ser el segundo máximo anotador de la liga, promediando 27,6 puntos por partido. Pero la temporada fue un fracaso porque Los Lakers no consiguieron ni clasificarse para los playoffs.

En la temporada 2005-06, Jackson volvió al equipo y Bryant batió el récord de anotación de un jugador de los Lakers al conseguir 81 puntos en el partido que jugaron en el Staples Center ante Toronto Raptors. Una cifra que además le convirtió en el segundo jugador de la historia de la competición en anotar más puntos en un encuentro, por detrás de los 100 de Wilt Chamberlain en 1962.

En 2008, con Pau Gasol ya en los Lakers, fue elegido MVP de la temporada y el equipo llegó de nuevo a la final del campeonato, que perdió ante los Boston Celtics.

Fue el preámbulo de dos nuevos títulos para él y para su equipo. En 2009 venció en la serie final a Orlando Magic, con Bryant como MVP, y en 2010 frente a Boston Celtics logrando su segundo trofeo de mejor jugador de las finales de la NBA.

En 2010, Phil Jackson volvió a dejar el equipo y su puesto lo ocupó Mike Brown. Los resultados no mejoraron y, después de un mal inicio de la temporada 2012-2013 fue sustituido por Mike D'Antoni, con el que los Lakers siguen su crisis de juego, lo que llevó a Bryant a decir, el 2 de enero de 2013, que eran un equipo viejo y lento.

El 13 de abril de 2013, los Lakers anunciaron que Bryant estará entre seis y nueve meses de baja por la rotura del tendón de Aquiles que se produjo un día antes en el partido frente a Golden State Warriors. Volvió a jugar el 8 de diciembre de ese año, días después de renovar por dos temporadas. Diez días después, una lesión en la rodilla izquierda le alejó de las canchas por lo que restaba de temporada, por lo que se perdió el Partido de las Estrellas y el Mundial de España 2014.

En enero de 2015 sufrió una lesión en el hombro derecho y puso fin a esa campaña. El periodo de recuperación fue de nueve meses.

El 29 de noviembre de 2015 anunció su retirada tras 20 años en los Lakers. El 14 de febrero siguiente jugó su decimoctavo y último Partido de las Estrellas, de ellos 15 como titular, cifra récord.

En el momento de su retirada era el tercer máximo anotador en la historia de la NBA, con de 33.643 puntos, por delante de Michael Jordan, y sus más de 48.500 minutos en la cancha le situaron en sexta posición de esa clasificación. Además de su récord anotador de 81 puntos, en 24 partidos superó los 50 tantos.

Contenido Premium: 
0