Se encuentra usted aquí

Block title
Block title
Block content

Toda mojada

Por: -

Toda mojada

Nosotros acostumbramos hacerlo en diferentes lugar y añadimos excitación al hacerlo cuando podemos ser sorprendidos por extraños. Eso se ha convertido en un vicio que nos hace emocionarnos mucho, y a mi marido se le nota de una vez porque se le levanta la bandera. La cosa de pone pegajosa cuando no aguanta y descarga en el pantalón y tenemos que volver a casa a cambiárselo, eso sí, mi tota no se salva, pues me hace el amor con mucho fuego, ya que todo el jaleo lo excita mucho más y a mí me vuela los sesos.

En la playa o el río

Ya les he contado que somos un par de locos buscando un descuido en la multitud para enchufarnos. Parqueamos el carro junto a la orilla o un poco alejado. No mucho, porque hay que estar pendientes de los dueños de lo ajeno. Nos arrechamos sobándonos debajo del agua y él me pasaba su cosa dura por mi toto, tanto nos calentamos que nos fuimos al carro y me saque el panti y me quedé en toalla con la melena al aire esperando que mi rey me atravesara con su enfurecida espada. Él se lo sacó por un lado del pantaloncito de baño y zas me lo metió, yo me senté encima de él muy dizque cariñosa, para el público que no se imaginaba que estábamos hasta la última pulgada. De veras que echábamos candela haciendo movimientos de arriba a abajo y dentro y afuera, sin que nadie lo notara.

Publicidad

Risas

Las risas de una pareja que estaba detrás de nosotros y no los habíamos visto nos volvieron a la realidad. Pero sentimos complicidad de adultos porque ellos estaban haciendo lo mismo, ella en toalla sentada sobre él. Así que perdimos toda vergüenza y seguimos con nuestra sesión de sexo en público. Nos llevamos hasta el mismo límite de resistencia aguantando hasta lo último las ganas de venirnos hasta que bum, lo conseguimos los dos a la vez, juntos nos mordimos los labios para no gritar de placer. Ahora fuimos nosotros que reímos escuchando a nuestras espaldas cómo la pareja de atrás se venía y a duras penas contenían las ganas de gritar.

En el carro es más sabroso

Caty, me conocí con un “man” en una disco y terminamos haciéndolo en su carro. Fue muy incómodo, pero también muy excitante.

Respuesta

Muchas parejas optan por tener relaciones en el carro por falta de dinero para el “push” o porque se dejan llevar por la calentura. Eso era antes y sigue siendo usual. Solo que hay que tener cuidado por los maleantes o que alguien los descubra en posturas comprometidas mostrando partes íntimas. Chau.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title