El Vidajena

Por: Redacción -

La pasierita Querubina, joven aún y con un cuerpecito proviso de armoniosas curvas y una carita más linda que la que ganó el año pasado en el concurso Miss Playa de las Almejas, que todos los años reúne a las chichis más sexis. Pero Querubina nos dijo que ha tenido mala suerte en el amor y ya veremos, por qué.

Hace unos meses, Querubina salió a realizar algunas compras por los almacenes del Paso Peatonal, muy regocijada porque a su paso escuchaba los más entendidos piropos, pero ella no hacía caso al acecho de ninguno de esos buaycitos porque estaba enamorada de su quitafrío, el tal Rosalío del Rosal, un ejecutivo muy apetecido por las vecinas del patio limoso.

Publicidad

Y cual no sería la decepción de Querubina, cuando al llegar al patio limoso encontró la puerta del cuarto trancada por dentro, al igual que la rejilla, cerrada con candado.

La guial casi se cae para atrás al ver a Rosalío amancillando el tálamo nupcial. Y es que el ñaño estaba acompañado de otro