Un arma de doble filo

Por: Arantxa Fernández -

Las redes sociales, definitivamente, son un arma de doble filo, pues, mientras tú piensas que las fotos que subes a ellas son "sexy", hay quienes las usan con fines malévolos.

Hoy en día las féminas, en su mayoría, han optado por subir fotos en poses provocadoras, como por ejemplo, de espalda con diminutos biquinis o en "topless", y aunque les parezca bien, estos actos les pueden traer graves consecuencias, según la doctora en psiquiatría Juana Herrera.

Publicidad

La especialista explicó que las redes sociales son un avance de la tecnología, pero su utilización se ha desvirtuado. "Hay personas que están conscientes de esto y no les importa, pero en el caso de los menores de edad, nosotros debemos tener un poco más de cuidado, porque detrás de las redes sociales hay otras personas y no todas son menores, y gente inocente con buenos sentimientos y valores", expresó Herrera.

Desde el punto de vista psicológico y emocional de Herrera, las personas que realizan estas acciones buscan llamar la atención, aprobación, relaciones y encontrar compañía, por lo que recomendó, para evitar estas situaciones, a los padres o personas responsables de menores de edad estar pendientes de sus redes y monitorearlas.

Famosas

Para Érika Nota, algunas figuras públicas son modelos a seguir, ya sea para bien o para mal. Añade que una cuestión es admirar a alguien y otra cosa es desear ser como alguien, son dos cosas diferentes y, al desear, ya existe un problema de autoestima.

Por su parte, la presentadora de televisión Karen Chalmers, quien es madre de cuatro hijos y tres de ellos son mujeres, manifiesta que ella siempre les ha aconsejado a sus hijas que eviten subir fotos en las redes sociales, porque una vez que se han publicado, ya no existe marcha atrás y hay muchas personas que no tienen tan buenos propósitos.

Sin embargo, agrega que las redes sociales son maravillosas, dan la oportunidad de comunicar cosas muy buenas y bonitas que uno quiere.