Andy Murray puso fin a la sequía británica en Wimbledon

EFE El tenista británico Andy Murray, número dos del mundo, señaló ayer, tras proclamarse campeón de Wimbledon en la pista central del All England Club, que

Londres / Londres

EFE

El tenista británico Andy Murray, número dos del mundo, señaló ayer, tras proclamarse campeón de Wimbledon en la pista central del All England Club, que ganar este Grand Slam es "la cima del tenis".

El escocés, de 26 años, se convirtió en el primer británico que gana Wimbledon en 77 años tras superar al número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, por 6-4, 7-5 y 6-4 en tres horas y nueve minutos.

"Creo que ganar Wimbledon es la cima del tenis. Todavía no me lo puedo creer", afirmó Murray nada más entrar a la sala de prensa, abarrotada de periodistas que recibieron al ganador entre aplausos y felicitaciones.

"Fue una lucha muy difícil, también debido al calor. Un partido físicamente muy exigente y al final también mentalmente. El último juego ha sido el más duro de toda mi carrera", apuntó el escocés, que puso fin a la sequía británica en Wimbledon.

Gran parte de la rueda de prensa se centró en la última parte del duelo: "Al final del partido no sabía muy bien lo que estaba pasando, tenía un montón de sensaciones distintas en ese momento", explicó el número dos del mundo.

El flamante campeón, que ganó el Open de EE.UU. el pasado año, dedicó la victoria a su lugar de origen, la localidad escocesa de Dunblane: "Mis abuelos vieron el partido en el club deportivo local en el que crecí jugando. Siempre me han apoyado", indicó.

El papel del público también tuvo su hueco en la rueda de prensa: "La atmósfera era diferente a lo que había experimentado en el pasado. Marcó la diferencia. Realmente ayuda un público así", opinó.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.