El 'Baixinho' no se quedó callado

La realización del Mundial 2014 sigue causando revuelo en Brasil. El exfutbolista y campeón mundial Romario afirmó, en una carta abierta dirigida a su excompañero

Río de Janeiro / EFE

La realización del Mundial 2014 sigue causando revuelo en Brasil.

El exfutbolista y campeón mundial Romario afirmó, en una carta abierta dirigida a su excompañero en la selección brasileña Ronaldo, que, como diputado federal, está cumpliendo con su papel de fiscalizar los elevados gastos del Gobierno en la organización del Mundial de 2014.

En la carta que publicó en su cuenta en Facebook, Romario respondió de esa forma a unas declaraciones en las que Ronaldo aseguró que le gustaría impulsar las reformas que Brasil necesita pero que no tiene poder para ello, como sí los tiene su excompañero en la selección brasileña por ser un legislador.

"Romario tiene un cargo público. Él puede hacer alguna cosa. No es solo apuntar el dedo (contra los culpables), sino hacer algo", dijo Ronaldo, miembro del Comité Organizador Local (COL) del Mundial, al referirse a las permanentes críticas de Romario a los responsables por la organización del Mundial.

Ronaldo insinuó que Romario está aprovechando las actuales protestas de los brasileños, en parte dirigidas a los elevados gastos del Gobierno para el Mundial, para llamar la atención de los medios con virulentos ataques al evento deportivo.

"Si hay alguien que se está aprovechando de la situación de indignación popular con certeza no soy yo. Desde 2011, cuando asumí mi mandato, me he informado de todo lo que ocurre en el área de deporte en Brasil para contribuir con mi experiencia", afirmó Romario en respuesta.

"Una cosa que no debes saber es que una de las funciones de un diputado es fiscalizar entidades como el COL, de la que formas parte. Y nadie puede decir que no he hecho eso. Son incontables los informes que he divulgado sobre el exceso de gastos", agregó el exgoleador del Barcelona español.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.