Block title
Block content
Block title
Block content

El cerebro de Costa Rica no jugará contra la Roja

Por: Jaime A. Chávez Rivera [email protected] -

Celso Borges Guimaraes será un jugador difícil de reemplazar en Costa Rica, así lo considera el reconocido periodista tico Yashin Quezada en conversación con Crítica, ayer.

Borges, que viajó a España para tratarse, se perderá el duelo ante Panamá este martes en el Rommel Fernández, luego de sufrir la fractura de su dedo meñique del pie izquierdo en el partido que Costa Rica le ganó a Haití (1-0).

"Celso es el mariscal, el referente, el equilibrio, el que pone la pausa, el cerebro, el intelectual en el equipo, lo ha hecho por años", expresó Quezada.

Para el comunicador la ausencia con Borges pesa mucho en la selección tica, inclusive por encima de jugadores más mediáticos como Bryan Ruiz o Joel Campbell.

Quezada agregó que en el juego contra Haití, Costa Rica "quedó en deuda, fue titubeante", pero espera que sea diferente ante la Roja.

"No es lo mismo un partido jugado en casa que de visitante. Panamá es local y tiene que llevar el peso del partido" analizó Quezada, aunque agrega que al final la Roja y los ticos terminarán liderando el Grupo B y clasificando a la Hexagonal, por ello que el juego del martes es vital.

Se espera un partido muy diferente, tanto para los ticos como para los panameños el martes en el estadio Rommel.

"Se cayó en la ansiedad por ser el primer partido", justificó el técnico tico Óscar "Machillo" Ramírez sobre Haití a los medios de su país.

"Vamos de visita ante un equipo que tendrá que proponer el partido. Vamos a ver qué propuesta nos va a dar el profesor Bolillo", sentenció.

Por su lado, el técnico de Panamá, el colombiano Hernán "El Bolillo" Gómez, aunque la Roja le ganó bien a Jamaica, no se confía y no oculta sus dudas para el duelo contra los costarricenses, en el que según él, no tiene claro qué sistema utilizará: 4-4-2 o el 4-1-4-1.

"Este equipo así es muy ofensivo, agresivo y sorprende" expresó "El Bolillo" Gómez al referirse a que los jugadores panameños se sienten cómodos jugando al 4-1-4-1.

Block title
Block content
Block title
Block content