Es contra Froome y el reloj

El Tour de Francia se desplazó desde los Pirineos al norte con el debate a cuestas en el día de descanso: ¿Podría Chris Froome aguantar el maillot

Francia / EFE

El Tour de Francia se desplazó desde los Pirineos al norte con el debate a cuestas en el día de descanso: ¿Podría Chris Froome aguantar el maillot amarillo sin equipo? Sus opositores, Alberto Contador y Alejandro Valverde se preparan para perder tiempo en la crono de mañana, pero anuncian batalla en los Alpes.

Los Pirineos sacudieron el Tour dos veces. Casi cierran la edición del centenario tras la exhibición de Froome y el Sky en Les Domaines, pero un día después con el naufragio del equipo inglés las esperanzas renacieron entre el resto de los favoritos, que ven en los Alpes otro escenario para aislar al líder e intentar derrocarlo.

Mañana hay cita con el cronómetro en Mont Saint Michel. Valverde, segundo en la general, y Contador, séptimo, admiten que les va a caer tiempo, y su objetivo será “perder lo menos posible” y luego esperar los Alpes.

Ambos líderes españoles se plantean la estrategia de acorralar al líder, y están convencidos de que pueden hacerle daño a Froome en cuanto la carretera se levante. Eso sí, actuando de forma diferente a Pirineos, donde según el jefe del Movistar “se perdió una gran oportunidad”, tal vez irrepetible, y echó en falta más colaboración de Contador y de su equipo.

“Nos quedamos solos tirando. No sé si Contador no quiso o no pudo colaborar más”, comentó.

Froome sabe que habrá muchos “piratas” en la carretera y que su equipo está mermado. Hará bien en coger tiempo en la crono, luego tendrá que defenderlo en varios frentes, sobre todo en una terrible última semana con el Ventoux, Alpe DHuez y el Semnoz como llegadas en alto y la crono alpina, de gran dureza.

“Sé que me van a atacar y estoy preparado para ello, es lo normal. El Tour no está ganado y será difícil llegar a París de amarillo, pero lo voy a defender con todas mis fuerzas. El equipo seguro que se va a recuperar y va a estar a mi lado”, dijo el británico de origen keniano.

La oposición no tira la toalla. El Movistar tiene a Valverde y el colombiano Nairo Quintana, este último el azote de Froome en la montaña. El Belkin a los holandeses Mollema y Ten Dam en la tercera y cuarta plazas, y el Saxo Tinkoff a Kreuziger quinto y Contador séptimo a 1.51 y herido en su orgullo.

Contador se agarra a que siempre hizo lo mejor en la tercera semana, y recordó que Froome bajó su rendimiento en la Vuelta al final. El espíritu de Fuente Dé no faltará “a la menor ocasión que se presente”, dijo.

Algo más alejado se encuentra Joaquim “Purito” Rodríguez (Katusha). El catalán, “aún sin renunciar a nada”, es décimo, a 2.31, y en la crono será el más dañado.

¿Habrá alianzas? “Sería probable entre los españoles, pero cada uno tiene sus intereses y los equipos van a lo suyo. Ayer (domingo) fue un buen día para desbancar a Froome y no lo aprovechamos”, volvió a mandar “un recado” Valverde.

Con la carrera gobernada por Froome, el Tour ofrece hoy la décima etapa entre Saint Gildas des Bois y Saint Malo, con un recorrido de 197 kilómetros y una única dificultad de cuarta categoría, propicia para que los esprínteres se luzcan, si no lo evitan los cazaetapas con una fuga.


Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.