La Roja no debe comer ansias

Escasez goleadora. Así se podría llamar a la deficiencia para concretar las oportunidades de anotación que tiene la Roja, pese a contar con Gabriel Torres, quien lleva

Jaime Chávez Rivera [email protected]

Escasez goleadora. Así se podría llamar a la deficiencia para concretar las oportunidades de anotación que tiene la Roja, pese a contar con Gabriel Torres, quien lleva tres dianas en sus botines en la Copa Oro 2013, dos por la vía penal y otra de gran factura ante México.

En la eliminatoria Hexagonal, Panamá ha sufrido para sellar sus goles y en el actual torneo de la Concacaf tampoco ha sido la excepción.

En la Copa Oro de 2005 y la actual (2013), Panamá ha logrado clasificar a una segunda fase del máximo torneo de la Concacaf, con su cuota goleadora más baja a una segunda ronda, en tres partidos: tres tantos.

La diferencia es que en 2005 clasificó como segundo y en el actual certamen avanzó de primero.

En la Copa Oro 2007, la Roja logró pasar la primera fase con 5 dianas y fue mejor tercero. Mientras, en el torneo 2009, la selección nacional hizo 6 goles en la primera ronda para ser tercero nuevamente.

En la pasada Copa Oro 2011, Panamá logró avanzar a los cuartos de final luego de haber anotado 6 goles y fue líder de su grupo.

Según el asistente técnico del seleccionado nacional en la eliminatoria Corea y Japón 2002 Cristian Saborío, la ansiedad le ha pasado factura a los jugadores panameños, principalmente en la definición.

“La ansiedad nos domina”, expresó Saborío, y agregó que hace falta confianza en el jugador panameño cuando entra en el área rival. El ritmo de juego en esa zona es rápida para Panamá, pero retienen mucho el balón, dijo.

"La base del fútbol es controlar, pasar y apoyar, pero en ocasiones hay egoísmo, no quieren darle el balón a la persona que está mejor ubicada en proyección del tiro al gol", apuntó Saborío.

A reforzar el medio campo

Para el extécnico de la selección nacional Saúl Suárez, la Roja ha tenido un balance positivo en la primera ronda, pero nos falta más equilibrio en el medio campo.

El técnico, quien llevó a Panamá a su primera Copa Oro en 1993, considera que la Roja debe afianzarse en el centro del campo y le tocará a Julio Dely decidir quiénes están en el mejor momento, dependiendo del rival en los cuartos de final.

"Hay que hacer un medio campo más mixto, es decir, que haya más ideas, creatividad, rapidez, pase a gol y que queden los jugadores más claros para definir, para que nuestros delanteros no tengan que chocarse con los defensas centrales rivales", dijo Suárez.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.