Los chiricanos no van a creer en nadie en la capital

L as dos victorias logradas en casa ponen a la novena de Chiriquí con una ventaja envidiable, pero su director Aristides Bustamante reconoce que no será fácil

Humberto Cornejo O. Humberto Cornejo O.

L as dos victorias logradas en casa ponen a la novena de Chiriquí con una ventaja envidiable, pero su director Aristides Bustamante reconoce que no será fácil visitar hoy el estadio nacional Rod Carew y enfrentar a un aguerrido conjunto de Panamá Metro, en el tercer partido de la serie semifinal del Campeonato Nacional de Béisbol Mayor, Copa Fantastic Casino “Mariano Rivera” 2014.

“Gracias a Dios tenemos esta ventaja, pero esto aún no se ha terminado. Panamá Metro es un equipo que nunca se rinde”, dijo Bustamante, quien ganó el año pasado el título con esta novena.

Bustamante comentó que el abridor para el tercer partido saldrá entre Keneth Batista y Anwar Samudio.

“Tenemos que sentarnos a analizar cuál será el abridor, porque esta sería una victoria importante. Pero siempre respetando y reconociendo la calidad del equipo metropolitano”, señaló el estratega.

En lo que va de esta serie los chiricanos acumulan un promedio de .324, con cuatro jonrones y 15 carreras empujadas. Mientras, el cuerpo de lanzadores registra una efectividad de 3.00.

“Los muchachos han llevado bien los lanzamientos y han sido efectivos en los momentos importantes. Esto se complementa con el buen trabajo de los lanzadores”, manifestó.

La otra cara de la moneda la tiene Panamá Metro, por lo que buscará una victoria que le permita estar más cómodo en la eliminatoria.

“Gracias a Dios vamos a jugar en casa. Vamos a dar el 100%. Jugamos bien en este estadio, por lo que saldremos a buscar las carreras”, dijo el técnico de Metro, Rodrigo Orozco.

Su agresividad por el triunfo se ve reflejada en analizar la posibilidad de utilizar otra vez al veterano Gilberto Méndez.

“En este partido (el tercero), si podemos utilizar a (Gilberto) Méndez, con tres días de descanso, lo pondremos a lanzar”, confirmó Orozco.