Martino reconoce estar en deuda con la afición

El entrenador del Barcelona, Gerardo Martino, afirmó tras la derrota de su equipo ante el Real Madrid (2-1) en la final de la Copa

Valencia Valencia

El entrenador del Barcelona, Gerardo Martino, afirmó tras la derrota de su equipo ante el Real Madrid (2-1) en la final de la Copa del Rey, que el golpe recibido es muy duro porque las expectativas puestas en este encuentro eran muy altas y agregó que han pagado muy caras las dos acciones de contragolpe del rival.

Admitió que su equipo controló el juego y estuvo cerca del área del Real Madrid, pero creó muy pocas ocasiones y señaló que haber perdido una final les genera dolor y una sensación de deuda con la afición.

A partir de ahora deben sacar fuerzas de donde escasean, tras una semana vivida por el Barcelona que fue calificada por Martino como "muy dura".

"Me quedo con la intención, con el fútbol y con el control, aunque nos faltó profundidad", reiteró el técnico.