Miami Heat desfila con su dinastía

LeBron James asomó en la parte alta de un autobús descubierto de dos pisos con un cigarro en la boca y besó la copa. Shane Battier le

Miami / AP

LeBron James asomó en la parte alta de un autobús descubierto de dos pisos con un cigarro en la boca y besó la copa. Shane Battier le tiró besos a la multitud que los vitoreaba y Dwayne Wade levantó una mano mostrando tres dedos.

A estas alturas, el campeón de la NBA sabe cómo festejar.

Jugadores, familiares, personal y amigos se montaron en autobuses, camiones y autos para participar en una caravana por el centro de Miami para celebrar la nueva conquista.

“Esto es lo más grande”, afirmó James al Sun Sports, la radio del Heat. “Para esto vine aquí, para poder participar en el desfile de fin de año. Me siento bendecido”.

Wade dijo que sin los aficionados, no hubiera sido posible ganar el título. El Heat se alzó con la serie luego de adjudicarse los dos últimos partidos en casa.

“Te hace sentir muy humilde”, expresó.

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.