POCA FEPAFUT PARA TANTA INJUSTICIA

Por: Gabriela Herrera / [email protected]/ @gbrl50 -

Yo no sabía si llorar o reír con el comunicado que la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut) emitió para pedir la renuncia de la comisión arbitral de la Concacaf.

En serio, Fepafut, este es el camino. Para mí, no.

Publicidad

El problema no es solo Concacaf (que tiene a su columna vertebral encerrada en una cárcel en Suiza y esperando extradición a Estados Unidos), el problema es la podredumbre que se comió el fútbol y parece arraigarse en su seno, pero no de ahora, sino desde hace muchos años.

A finales de mayo, el FBI les abrió a ustedes, los dirigentes del fútbol, las puertas para cambiar el destino del deporte más popular del mundo, y qué hicieron.

Ustedes prefirieron seguir arrastrando el fútbol por la cloaca y la inmundicia, se olvidaron del espíritu lúdico que debe gobernar el deporte. Se olvidaron del futbolista, el verdadero protagonista de cada partido.

El FBI les dio chance de escoger otro camino, de sacar a Blatter, pero no, para ustedes era mejor cerrar filas y mantener el estatus a esos cínicos enfermos de poder y ensuciar la pelota por amor a su único dios, el dinero. Entonces, ¿de qué nos quejamos si somos cómplices?

Uno de los motivos que un dirigente centroamericano de la Concacaf esgrimió para sustentar su voto y la continuidad de Blatter al mando de la Fifa era que el suizo garantizaba que la confederación —la de más bajo nivel en todo el mundo— mantendría sus plazas mundialistas.

En otras palabras, cobijas la corrupción para lograr en las oficinas lo que no eres capaz de "ganarte" en la cancha.

Sr. Chaluja, usted dirá que no votó por Blatter, que lo dijo por los canales oficiales de la Fepafut y en voz alta para que todo lo escucháramos, pero el voto es secreto, Sr. Yo tengo un dicho que marca el norte en esta noble profesión de periodista: "Piensa mal y acertarás". ¿Quiere pruebas? Blatter se reeligió.